La Junta apuesta por cuentas saneadas y endeudamiento prudente y proactivo

La consejera Pilar del Olmo asegura que sólo se irá al FLA si se produce una «debacle»

La consejera de Hacienda, Pilar del Olmo
La consejera de Hacienda, Pilar del Olmo

Cuentas saneadas y una política de endeudamiento similar; prudente, pero proactiva. Es la fórmula dispensada por la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, para que Castilla y León salve con éxito el 2013. Así lo detalló, durante su comparecencia ante las Cortes de Castilla y León, donde señaló que, a estas alturas del año, ya se ha cubierto el 63,5 por ciento de las necesidades de endeudamiento de la Comunidad. Algo que, a su entender, «despeja en buena medida la incertidumbre en torno a esta trascendental cuestión y eliminará cualquier posible duda respecto a la capacidad de la Administración regional de pago a los proveedores y beneficiarios de subvenciones».

«Mal se tendrían que dar las cosas para tener que recurrir al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA)», manifestó Pilar del Olmo, quien recalcó que sólo acudirían a él «si se produce una debacle financiera». Precisamente para explicar por qué no se adhirió la Junta a esa línea de apoyo del Gobierno durante el pasado año, la consejera acudió a la sede parlamentaria. Al respecto, indicó que después de «mucho trabajo», se cumplió con el reto de aportar a la Comunidad la financiación ajena necesaria, a pesar de las difíciles condiciones de mercado. Y es que, a su entender, la región tiene capacidad para obtener financiación a través de los proveedores habituales, que a su vez se han mostrado recelosos frente a autonomías que sí han suscrito ese 'rescate'.

De manera que, durante 2012, se suscribieron operaciones a un tipo medio del 5,1 por ciento y por un periodo de tiempo de 5,6 años de media. Con esas condiciones se obtuvieron 1.097,9 millones de euros para necesidades ordinarias de financiación, además de 287,9 millones para apoyar a empresas y los 1.052,7 millones que sirvieron para pagar a más de 2.100 proveedores, desde el Mecanismo de Pago impulsado por el Gobierno.

Además, con esa política de endeudamiento, la Junta ahorró más de 86 millones de euros, al pagar intereses por valor de 237,5 millones, frente a los 323,1 presupuestados. En total, esa cuantía supuso el 8,2 por ciento de los ingresos corrientes. Del Olmo recordó, entre los hitos del 2012, la consecución de sendas operaciones con el Banco Europeo de Inversiones y con el de Desarrollo del Consejo de Europa.

Oposición muy crítica

Desde el PSOE se valoró no haber recurrido al FLA, pero sí se denunció la «utilización de las Cortes» por parte de la consejera, a la que echó en cara «tener facturas en cajones» y un endeudamiento «el doble de lo presupuestado».

Desde Izquierda Unida, José María González puso sobre el tapete la «fractura social» derivada del cumplimiento del objetivo de déficit.