La Junta busca compradores para 180 viviendas protegidas en pueblos con precios de 87.100 euros

La Razón
La RazónLa Razón

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente busca comprador para unas 180 viviendas protegidas de su parque público para lo que ha fijado precios medios que rondan los 87.100 euros (sin IVA). Se trata de 22 promociones, principalmente del medio rural, que la Junta edificó durante los años de bonanza económica y que ahora la empresa pública Somacyl espera vende aprovechando las buenas perspectivas del mercado. Además, espera terminar en los próximos meses otras 74 casas, que tiene un valor de unos ocho millones de euros.

El departamento de Juan Carlos Suárez-Quiñones ha situado el fomento del alquiler como una de las prioridades de la política de vivienda, que consensúa con los agentes económicos y sociales. La promoción de vivienda protegida no entra en sus planes a corto plazo, como en el último mandato, cuando la escasez de recursos públicos y las dificultades para adquirir una casa, impusieron un giro hacia el alquiler, que en esta legislatura la Junta pretende impulsar con ayudas públicas para los colectivos más desfavorecidos, informa Ical.

La estrategia comercial de la Consejería de Fomento sigue las directrices fijadas por el paquete de medidas urgentes en materia de vivienda que se pusieron en marcha por un periodo de dos años y que Suárez-Quiñones pretende prorrogar. De hecho, el próximo año, Somacyl espera captar con la venta de 75 casas y solares unos 7,2 millones, cantidad con la que podrá asumir la finalización de seis promociones en León, Salamanca y Valladolid.

Fomento tiene colgado el cartel de «se vende» en 181 viviendas de 22 promociones de León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora, que en conjunto sumaban 284 casas. Por tanto, están vacías solo el 36,2 por ciento de las viviendas, pese a las complicaciones para lograr una hipoteca y el incremento del desempleo en los últimos años, que ha provocado que muchos ciudadanos hayan tenido que renunciar a una vivienda protegida al no poder hacer frente a su adquisición. El parque sin vender de la Junta tiene un valor de 16,8 millones de euros, a los que se suman los 8,02 millones de las que están en ejecución. Por lo tanto, los activos inmobiliarios -vivienda protegida- de la empresa pública superan los 24,8 millones