Actualidad

La Junta pide más fondos para cubrir los servicios públicos

Fernández Mañueco lidera las exigencias junto a Asturias y Cantabria por una financiación autonómica que permita hacer frente a los «gastos reales» de los territorios

«El modelo de financiación autonómica es antiguo y malo, por lo que exigimos al Estado un modelo que cubra los gastos reales de cada territorio». Así de firme se pronunció el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, tras su encuentro con sus homólogos en Cantabria y Asturias, Miguel Ángel Revilla y Adrián Barbón, respectivamente, para tratar la gestión del Parque Nacional de Picos de Europa.

Publicidad

En este sentido, señaló que cada Autonomía debe tener «diferente consideración» al incrementarse el coste de la prestación de los servicios públicos en lugares con mayor envejecimiento o dispersión de la población.

«Tenemos que negociar todas las comunidades de forma unilateral para que no haya encuentros bilaterales con ninguna parte del país», afirmó y añadió que «todos los elementos a considerar se plantearán de forma conjunta cuando se conforme un Gobierno en este país con seriedad».

En cuanto a Picos de Europa, Fernández Mañueco, que acudió a la reunión acompañado por el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, aseveró en el municipio cántabro de Potes que el parque Nacional es un modelo de gestión «de éxito» en la protección del «Medio Ambiente y las personas que residen en este espacio natural».

Por ello, destacó la capacidad de «dejar atrás las siglas políticas en la puerta para llegar a acuerdos -en referencia al PSOE asturiano y el PRC-» en un momento en el que «es imprescindible para defender los intereses de todos y de un proyecto común».

Publicidad

Para ello, tanto él como Barbón y Revilla se comprometieron a trabajar para actualizar todas las medidas relacionadas con el parque y a tener una comunicación más fluida, con una reunión anual de la Comisión de Gestión de este espacio.

Así, apostaron por mantener los «enormes valores naturales y culturales que atesora el territorio» así como por el desarrollo socioeconómicos de los habitantes de los once municipios integrados en el Parque.

Publicidad

De hecho, los presidente de las tres comunidades encargadas de la gestión de este territorio coincidieron en la necesidad de dar a la población que reside dentro del mismo «el verdadero valor que han tenido, tienen y deben seguir teniendo como salvaguardas de un modo de vida y una cultura tradicionales que han mantenido hasta nuestros el legado que Picos de Europa representa».

Para conseguirlo se decantaron por dar un impulso a un modelo de gestión que «no ha sido todo lo cercano que debiera con los habitantes de estas montañas, haciendo de ellos partícipes y principales beneficiarios de la conservación de este enclave único», dijo Fernández Mañueco.

Además, señaló el importante impacto que tiene el Parque en Castilla y León, ya que el 10 por ciento de los turistas que recibe la Región acuden a esta zona para conocer sus paisajes y costumbre, lo que «pone a las claras la importancia de este espacio y, por tanto, su protección como uno de desarrollo socioeconómico de la zona».

Finalmente, explicó que Castilla y León cuenta con la mayor extensión de Parque, aunque sus habitantes no llegan a los 800 de los 1.400 del total.