Política

La lista de espera desciende en la Región en 1.578 pacientes y reduce su tiempo en nueve días

El número de personas pendiente de una operación ha disminuido un 30 por ciento en la legislatura

El consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, junto al director  del Ibsal, Rogelio González Sarmiento
El consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, junto al director del Ibsal, Rogelio González Sarmiento

Buenas noticias para la Sanidad pública de Castilla y León. Y es que las listas de espera quirúrgica siguen reduciéndose poco a poco y en estos momentos hay 1.578 pacientes menos en espera de ser operados respecto a los que había hace un año.

Se trata del séptimo trimestre consecutivo de descenso en términos interanuales en los centros hospitalarios del Sistema Público de Salud (Sacyl) Además, en los últimos cuatro años se ha reducido un 30 por ciento el número de personas pendientes de una intervención, lo que suponen 10.000 menos que los que había al inicio de la presente legislatura, según datos facilitados por la Consejería de Sanidad.

Asimismo, el tiempo medio que los pacientes esperan para ser operados se ha situado en los 80 días, nueve menos que hace un año, que se elevan a 31 respecto al principio del actual mandato de Juan Vicente Herrera. Mientras que el cien por cien de los pacientes pendientes de intervención quirúrgica con enfermedades clasificadas como prioridad clínica 1 esperan menos de un mes para ser intervenidos.

«No solo vamos a cumplir los objetivos del Plan Perycles, sino que vamos a mejorarlos», destacaba el consejero Antonio Sáez Aguado, tras visitar el Hospital Virgen de la Vega de Salamanca, donde aseguraba que espera despedirse del cargo con la apertura del nuevo centro hospitalario salmantino. El consejero aprovechaba estos buenos datos para recordar a los críticos con las listas de espera que «a veces la percepción individual, cuando se multiplica, traslada la idea de que la situación global es distinta».

Diferencias entre territorios

Si bien, cabe señalar que todavía existen muchas diferencias en función de la provincia. Y es que, por ejemplo, el tiempo medio que espera un palentino para ser operado es de 36 días frente a los 62 de un leonés, los 72 en Soria o los 120 que espera un salmantino, y eso que en Salamanca se ha reducido en 25 días respecto a 2017

Finalmente, el consejero admitía también que a pesar del descenso en un 8 por ciento experimentado durante este último año de las listas de espera para consultas, éstas «siguen siendo todavía muy elevadas».