La oposición se alía en favor de una Ley de Igualdad y Diversidad Sexual en la Región

El PP alega que «lo más sensato» es esperar a que se apruebe la norma estatal para no generar inseguridad jurídica

Los procuradores Pablo Fernández (Podemos); Ana Muñoz de la Peña (PSOE); Belén Rosado (Cs) y José Sarrión (IU) junto a Igancio Paredero, del colectivo LGTB+, antes de registrar la proposición de Ley en las Cortes
Los procuradores Pablo Fernández (Podemos); Ana Muñoz de la Peña (PSOE); Belén Rosado (Cs) y José Sarrión (IU) junto a Igancio Paredero, del colectivo LGTB+, antes de registrar la proposición de Ley en las Cortes

Los grupos parlamentarios de oposición se han aliado para que Castilla y León cuente con una Ley de Igualdad Social y Diversidad Sexual. Los portavoces de Podemos e Izquierda Unida-Equo, Pablo Fernández y José Sarrión, respectivamente, la procuradora del PSOE, Ana Muñoz de la Peña, y la parlamentaria de Ciudadanos, Belén Rosado, acompañaban ayer a los representantes de la Federación Castellano y Leonesa de Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales y más (FeCyLLGTB+), con Ignacio Paredero a la cabeza, a que registraran en las Cortes esta iniciativa parlamentaria, con la que pretenden «garantizar los derechos e igualdad de este colectivo en la Región».

«Castilla y León necesita una ley autonómica en este ámbito», señalaba Paredero, para quien nuestra Comunidad «es una de las más complicadas» para el colectivo que representa, considerado, apuntaba, «como ciudadanos de segunda categoría».

El presidente de esta federación denunciaba las desigualdades legales que padecen así como la falta de políticas públicas, acoso escolar a menores y carencias sanitarias vinculadas con la reproducción asistida, y advertía de que si el PP no da su brazo a torcer y bloquea el debate de esta Ley «Castilla y León podría ser la única región española que se quede sin una norma de estas características».

Al respecto, recordaba que todas las comunidades tienen una menos La Roja, Asturias y Cataluña, cuya aprobación está prevista en el futuro. Por ello, pedía al PP que al menos se abstengan en las Cortes para que la iniciativa pueda salir adelante.

Desde el Grupo Parlamentario Popular afirmaba que no están en contra de esta ley autonómica que también ven necesaria, pero señalan que «lo más sensato» es que antes se apruebe la norma a nivel estatal, actualmente en tramitación, para no crear inseguridad jurídica.

De hecho, recuerdan que la Junta ha estado trabajando con el colectivo LGTBI+ en la redacción del texto que han registrado en las Cortes regionales. En el PP denuncian el «electoralismo y rufianismo político» de los partidos de la oposición al presentar una Proposición de Ley con 40 de sus artículos prácticamente calcados de la Proposición de Ley que se debate ahora en el Congreso, y acusan a PSOE, Podemos, IU y Ciudadanos de «querer manosear los derechos y aspiraciones del colectivo LGTB+».