La primera ola de calor estival elevará las temperaturas hasta los 40 en Valladolid y Palencia

En el norte de León continuará lloviendo unos días más

Las altas temperaturas  hacen que el parque de la Alamedilla de Salamanca reúna muchos niños en su fuente
Las altas temperaturas hacen que el parque de la Alamedilla de Salamanca reúna muchos niños en su fuente

Este verano, que llegó a las 17.54 horas del viernes, no tardará mucho en hacerlo con fuerza porque ya este fin de semana están ascendiendo las temperaturas en muchas zonas y se está preparando la más que probable primera ola de calor del año en España, que llegará a mediados de la próxima semana con al menos 40 grados en una quincena de provincias y noches tropicales en el litoral mediterráneo, el valle del Ebro y partes del interior peninsular.

No en vano, el jueves se espera que haya al menos 40 grados en 15 capitales de provincia, entre ellas Valladolid (41), Burgos y Palencia (40).

Uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, indicó que la próxima semana comenzará con un ascenso térmico en el interior peninsular y continuará lloviendo en León.

El martes podría intensificarse el calor y llegar «un episodio de temperaturas generalizadas bastante altas» que afectará a buena parte de la península y Baleares. Sólo el noroeste peninsular se libraría de esta circunstancia al verse afectado por una borrasca atlántica.

Ya el miércoles podría producirse la primera ola de calor del año en España, lo que se debe, según explicó Del Campo, a que la borrasca atlántica situada al oeste de la península facilitaría la entrada de un flujo constante de aire cálido procedente de África y a que los cielos estarán bastante despejados y la larga duración de los días ayudará al calentamiento general.

«A mediados de la próxima semana pueden darse valores diurnos que superarán los 38 e incluso los 40 grados en zonas del valle del Ebro y el centro y el sur peninsular. Es previsible que haya más de 35 grados en muchas zonas de la península y estemos posiblemente ante la primera ola de calor del año», comentó el especialista en meteorología.

La Aemet ya anunció el jueves que este verano podría ser más caluroso de lo normal en la península y Baleares, donde se espera que la temperatura media supere la habitual en 0,5 grados, con lo que se asemejará al del año pasado, que terminó con 0,6 grados más de lo habitual, sobre todo en el sur de España, la zona centro y algunas partes del litoral mediterráneo.