Política

La Región avanza en conciliación y hacia la igualdad salarial entre hombres y mujeres

Las Cortes aprueban también la norma de acceso al entorno de las personas usuarias de perro de asistencia

Foto de familia del presidente Herrera, Alicia García y Fernández Carriedo con representantes sindicales y empresariales
Foto de familia del presidente Herrera, Alicia García y Fernández Carriedo con representantes sindicales y empresariales

Castilla y León es la primera región de la España autonómica que puede presumir de contar con una Ley que avanza en la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y que da nuevos pasos hacia una eliminación real de la brecha salarial entre hombres y mujeres, y especialmente en el medio rural.

Pero pese a la importancia de esta norma impulsada por la ex consejera Alicia García y refrendada por los sindicatos y los empresarios en el Diálogo Social, ésta salía adelante en las Cortes sin consenso entre los grupos y sólo con los votos del PP y la abstención de Ciudadanos y UPL.

Los primeros, pese a considerarla positiva, se abstenía porque el PP rechazaba una enmienda que pedía que las políticas de esta Ley pasen por los municipios directamente en lugar de por las diputaciones. Y los segundos, como «regalo de despedida a Herrera», según apuntaba el leonesista Luis Mariano Santos.

PSOE y Podemos votaban en contra al considerar que esta Ley nace obsoleta y solo es una declaración de intenciones. «Sólo tiene principios, no reglas; es rancia y no solucionará nada porque además es machista y patriarcal», decía durante el debate la socialista Ana Muñoz de la Peña.

Mientras que Laura Domínguez, de Podemos, iba más allá al asegurar que la norma «no sirve a su objetivo y, además, mantiene encerrada a la mujer en casa». La Ley, compuesta por 86 medidas dotadas con 121 millones, recoge subvenciones y beneficios fiscales para fomentar la conciliación tanto en el ámbito público como en la empresa privada, como ayudas para compensar menores ingresos por reducciones de jornada, formación al personal educativo, sistemas de acceso y promoción transparentes o la inclusión de cláusulas en este sentido en los convenios que se firmen con la Junta.

Por otra parte, en una última sesión plenaria fructífera en leyes y acuerdos, las Cortes daban luz verde también al proyecto de ley de acceso al entorno de las personas usuarias de perro de asistencia en Castilla y León.

Una norma «avanzada y novedosa» según destacaba el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, que amplía el acceso a más gente y espacios al incluirse a personas con discapacidad y afectados por trastornos del espectro autista, epilepsia o diabetes además de que establece que los perros de asistencia formen parte del sistema de atención a la Dependencia, como forma de mejorar la autonomía de estas personas.

Hacia otra Ley de Caza en la próxima legislatura

El último pleno servía también para aprobar una modificación de Ley de Caza de Castilla y León que permitirá seguir desarrollando esta actividad y evitará la paralización a la que estaba sometida esta actividad en el Alto Tribunal de la Comunidad. La normativa salía adelante con el apoyo de PP, PSOE y Cs aunque con el convencimiento de que lo aprobado es un parche y con el compromiso de todos de trabajar en una nueva Ley de caza en la próxima legislatura