La simpatía del Rey seduce a los miles de habitantes de Aguilar de Campoo

Felipe VI visita el municipio palentino y Gullón acompañado del presidente Herrera, María José Salgueiro y De la Serna, entre otros

El Rey recibe el cariño de los miles de vecinos de Aguilar de Campoo que se echaron a la calle para darle la bienvenida
El Rey recibe el cariño de los miles de vecinos de Aguilar de Campoo que se echaron a la calle para darle la bienvenida

La tan esperada visita del Rey a la localidad palentina de Aguilar de Campoo no defraudó a los miles de vecinos que se echaron a la calle para dar la bienvenida a Felipe VI.

Entre aplausos y gritos de «Viva el Rey», «Felipe, Felipe» y «guapo, guapo» los aguilarienses dieron la bienvenida a Su Majestad, que se mostró muy agradecido con el cariño y la cálida acogida brindada.

Don Felipe, que visitó la localidad palentina con motivo del 125 aniversario de la empresa Galletas Gullón, estuvo acompañado en todo momento por el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna; la delegada del Gobierno de España, María José Salgueiro; la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén; y la alcadesa de Aguilar de Campoo, María José Ortega.

Antes de trasladarse a las instalaciones de la compañía galletera, el Rey firmó el Libro de Honor del Consistorio, en el que escribió: «después de muchos años me alegra volver a Aguilar de Campoo para visitar su ayuntamiento y celebrar el 125 Aniversario de Gullón».

«Un orgullo y satisfacción»

María José Ortega señaló que es «un orgullo y una satisfacción recibir a Su Majestad en Aguilar de Campoo, en un día que anunciaba lluvia y hasta el sol le ha dado la bienvenida» y le agradeció «el cariño y la cercanía» que mostró en todo momento.

Después la alcaldesa le cedió el bastón de mando antes de pasar al Salón de Plenos donde le hizo entrega de los dos volúmenes dedicados a la provincia de Palencia de La Enciclopedia del Románico, dos pulseras de hilo de color azul y morado con una galleta en plata, símbolo de la localidad, como detalle para las Infantas Leonor y Sofía; y una fotografía de su primera visita a la villa en abril de 1984.

Tras una visita de más de media hora, el rey abandonó la Casa Consistorial, para poner rumbo a la fábrica de Galletas Gullón, donde fue recibió por su presidenta, María Teresa Rodríguez y por su director general, Juan Miguel Martinez Gabaldón, para conocer el trabajo de la agroalimentaria.

María Teresa Rodríguez agradeció la «gran sensibilidad» de don Felipe por aceptar la invitación, y aseguró que este tipo de visitas «nos anima a seguir trabajando y a seguir siendo un referente en el sector y un motor económico de la Montaña Palentina», informa Efe.

Los aguilarienses señalaron que es «un día que va a pasar a las grandes páginas de nuestra historia». «La visita del Rey es un gran aliciente turístico para nuestro pueblo», afirmaron.

Otro de los jóvenes aguilarienses asistente al acto destacó que «no nos podíamos perder la oportunidad de ver a Felipe VI, y por ello nos hemos salido de clase».

Todos ellos resaltaron la simpatía del Rey, «muy parecida a la de su madre», que ya visitó el municipio palentino hace poco más de dos semanas para inaugurar la exposición de Las Edades del Hombre «Mons Dei».