Las universidades públicas impulsarán la eficiencia energética en sus campus

Además acuerdan con la Junta fomentar la investigación y la sensibilización ambiental de sus alumnos

El consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones suscribe el acuerdo de colaboración con los rectores de las universidades
El consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones suscribe el acuerdo de colaboración con los rectores de las universidades

Además acuerdan con la Junta fomentar la investigación y la sensibilización ambiental de sus alumnos.

Las universidades públicas de Castilla y León impulsarán la eficacia energética en sus campus. Ésta es una de las prioridades del acuerdo suscrito por el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, con los rectores de la Universidad de Burgos, Manuel Pérez; del de la de León, Juan Francisco García; y del de la de Valladolid, Daniel Miguel San José. En los próximos días se sumará la institución académica salmantina.

El objeto de este acuerdo de colaboración, en el que participan la Fundación Patrimonio Natural y la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl), consiste en contribuir a la mejora de la gestión ambiental, especialmente en lo referido a la gestión de la energía y el aumento de la eficiencia con el cambio de los sistemas de alumbrado, la reducción del consumo y la implantación de sistemas de red de calefacción de distrito basadas en la utilización de biomasa forestal como combustible.

El protocolo establecen cuatro líneas de actuación. La primera hace referencia a la realización de estudios y análisis técnicos para implantar en las universidades redes de calor, alimentadas con biomasa forestal, cuyas ventajas ambientales derivan de su incidencia nula sobre el cambio climático y del aprovechamiento sostenible de un recurso natural producido en Castilla y León.

En este sentido, Suárez-Quiñones puso como ejemplo la red de calor puesta en marcha en la Universidad de Valladolid y que suministra calefacción y agua caliente a 31 edificios de la universidad, además de otras dependencias municipales y de la Junta, a las que en breve se unirá el Hospital Clínico, informa Ical.

Además, explicó que es básico completar el «círculo verde», argumentando que la utilización de biomasa contribuye a limpiar los bosques, lo que disminuye el riesgo de incendios forestales, a la vez que genera empleo en el medio rural y provoca una huella de carbono neutra.