León apoya a los alcaldes y concejales catalanes que están de parte de la Ley

Antonio Silván denuncia el «acoso y ataque» que están sufriendo los representantes públicos

El alcalde de León, Antonio Silván
El alcalde de León, Antonio Silván

El alcalde de León, Antonio Silván, mostró su apoyo a los regidores, concejales y cargos públicos catalanes que defienden «la Ley, la Constitución, la convivencia y la libertad».

En este sentido, consideró «intolerable que se estén produciendo ataques y persecuciones a personas únicamente por la defensa de al democracia, el estado de derecho y la convivencia».

Por este motivo, el primer edil leonés reiteró «mi más enérgica condena a los actos intimidatorios y mi solidaridad con los alcaldes, concejales y representantes democráticos en Cataluña».

Siván recordó que la «sociedad española, las instituciones y los representantes públicos debemos ser activos ante este grave desafío a la soberanía nacional que reside en los españoles, no en determinadas personas o instituciones o territorios».

Por todo ello, el regidor leonés pidió que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) «inicie acciones legales contra los artífices de los carteles, mensajes en redes y cualquier actuación intimidatoria».

Asimismo, afirmó que la FEMP es el «aglutinador» del poder municipal y debe asumir una «posición activa en la protección de los alcaldes perseguidos y acosados». «Deben saber que tienen a la inmensa mayoría de los más de 8.000 alcaldes y 67.000 concejales no detrás, sino a su lado».

Antonio Silván señaló que «no debemos ser timoratos ni débiles en la defensa de nuestra democracia ni de nuestro modelo de convivencia que nos ha reportado la época de prosperidad y libertad más prolongada de nuestra historia como Nación».

El alcalde recordó que el Ayuntamiento de León en Pleno aprobó una moción contra el referéndum de Cataluña y a favor de la soberanía nacional y las libertadas democráticas con los votos a favor del Partido Popular, Ciudadanos y la Unión del Pueblo Leonés (UPL); la abstención del PSOE; y en contra de León en Común y León Depierta.