Los trabajadores cada vez se piensan más solicitar bajas por incapacidad temporal

Un grupo de personas, entre ellos varios trabajadores con baja por incapacidad temporal, antes de ser valorados por los especialistas médicos, en el nuevo Hospital de Burgos
Un grupo de personas, entre ellos varios trabajadores con baja por incapacidad temporal, antes de ser valorados por los especialistas médicos, en el nuevo Hospital de Burgos

La crisis y la situación económica de muchas familias están provocando que los trabajadores cada vez se piensen más el solicitar las bajas por incapacidad temporal. Así lo demuestra que los procesos se han reducido un 38,9 por ciento en estos años en Castilla y León, una rebaja superior a la media nacional con el 36,02 por ciento. De esta forma, el número de bajas por cada 1.000 afiliados a la Seguridad Social pasó en nuestra Comunidad de 19,87 en 2008 a 12,14 el pasado ejercicio.

Así lo señaló el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, tras renovar el acuerdo de colaboración en esta materia con el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, que tiene como objetivo avanzar en la mejora de la gestión de Incapacidad Temporal durante el periodo 2013-2016.

Sáez Aguado reconoció que hace años «quizás» el número de bajas era «elevado» y afirmó que la reducción se debe «al buen trabajo y racionalización» de este derecho, que supervisan medios del Sacyl y del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS).

En este sentido, Tomás Burgos señaló que estas cifras también se pueden deber a la mejora del control, seguimiento y análisis de estas situaciones.

Sobre el acuerdo, el secretario de Estado destacó que «es un ejemplo de cooperación institucional», que tiene una «enorme» significación económica, ya que el pasado año supuso un desembolso de 5.400 millones para la Seguridad Social en toda España. Asimismo, declaró que nuestra Comunidad percibirá este año 17,3 millones para desarrollar un plan de actuaciones que contempla la transmisión por vía telemática de los partes, que llevarán el código de diagnóstico y que serán desglosada, y la formación del personal.

Por su parte, Sáez Aguado explicó que en la Región intervienen en esta prestación más de 3.000 facultativos, que se suman a las 90 personas de los servicios de inspección, que se encargan del control de las bajas, junto al personal del INSS.

Nueva App

Por otra parte, Tomás Burgos aprovechó la visita a su tierra para presentar la nueva App de la Seguridad Social que permite la descarga directa en el móvil de la vida laboral simplificada o perdir una cita «cómodamente», y es que «es necesario acercar la administración a la ciudadanía».