Política

Martín defiende su gestión en la Diputación de Zamora que espera trasladar al Consistorio

La presidenta de la institución provincial hace balance de su trabajo en los últimos cuatro años

Mayte Martín hace balance de la gestión realizada en la Diputación provincial
Mayte Martín hace balance de la gestión realizada en la Diputación provincial

La presidenta de la Diputación de Zamora y candidata del PP a la Alcaldía de la capital, Mayte Martín, definió como «eficiente y constructiva» la gestión realizada por su Equipo de Gobierno al frente de la institución provincial y que ahora espera «trasladar» al Ayuntamiento tras las elecciones del 26 de mayo.

«El Partido Popular en la Diputación ha cumplido con el compromiso de servir al medio rural y a todos sus habitantes, resolviendo sus problemas y necesidades dentro de lo que son las competencias de Gobierno», aseguró.

«Hemos cumplido con nuestro trabajo y entendemos que no hemos defraudado a los ciudadanos. Han sido cuatro años muy constructivos, de inversiones centradas en mejorar la vida de las personas, y en los que hemos reducido la deuda hasta quedar en cero, con un superávit cercano a los 15 millones», añadió.

La presidenta de la Diputación valoró además la inversión de más de 19 millones en obras de planes provinciales y de una cifra similar en la mejora de 155 kilómetros de la Red Provincial de Carreteras, además de la licitación del contrato de mantenimiento para el próximo bienio, por importe de ocho millones.

Asimismo, destacó la inversión de 10,5 millones en caminos rurales asfaltados y de 4,5 en ayudas nominativas para obras en varios ayuntamientos, lo que conforma una «histórica» cifra total cercana a 52 millones durante el mandato 2015-2019. «Hemos tenido como prioridad que todos los hogares tuvieran agua potable apta para el consumo humano», precisó, el alusión al centenar de intervenciones realizadas por un importe global de más de seis millones.

Igualmente, hizo hincapié en los 27 millones destinados a la ayuda a domicilio, dentro de las actuaciones orientadas a «defender» que los vecinos de los pueblos «dispongan de los mismos servicios básicos de calidad» existentes en las urbes.