Más apoyo para aquellas empresas que contraten personas en riesgo de exclusión

Así lo anuncia la vicepresidenta Rosa Valdeón, al publicarse una nueva convocatoria de ayudas

La vicepresidenta y consejera de Empleo, Rosa Valdeón
La vicepresidenta y consejera de Empleo, Rosa Valdeón

Crear empleo es la prioridad para el Gobierno que preside Juan Vicente Herrera en la presente legislatura. Pero también lo es mantener el existente. Y especialmente el que afecta a personas en riesgo de exclusión social que trabajan en alguna de las 102 empresas de inserción que hay en la Comunidad que tienen como finalidad llevar a cabo actividades que consigan la integración laboral y al ecceso al mercado ordinari de trabajo de este colectivo.

Por ello, la Consejería de Empleo publica hoy en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) una nueva convocatoria de ayudas destinadas a estas empresas para que puedan financiar una parte de los costes salariales de los trabajadores en riesgo de exclusión, según informan fuentes del departamento que dirige Rosa Valdeón. Los destinatarios de estas subvenciones son las empresas de inserción que han contratado a estos trabajadores, de forma que se facilite el pago de sus salarios. El periodo subvencionable comprende los gastos realizados entre el 1 de agosto pasado y el 13 de julio de este año. Mientras que la cuantía de la ayuda es una cantidad máxima equivalente al 50 por ciento del salario mínimo vigente en cada anualidad correspondiente al puesto de trabajo por cuenta ajena ocupado por persona en la situación de seria dificultad descrita, que realice una jornada laboral completa. En el caso de realizar la jornada a tiempo parcial, la subvención experimenta una reducción proporcional.

Las beneficiarios son aquellos que están integrados en unidades beneficiarias de la ayuda de Ingresos Mínimos de Inserción o perceptores de ayudas de emergencia social concedidas por los municipios de la Comunidad. Aunque los que no cumplen alguno de los requisitos también pueden ser beneficiarios de estos contratos. Asimismo, se incluye al colectivo de mayores de 16 años y menores de 30 que proceden de instituciones de protección de menores, a las personas con problemas de drogadicción o alcoholismo incluidas en procesos de rehabilitación e inserción social, a internos de centros penitenciarios, liberados condicionales y exreclusos. De la misma forma, también los menores con responsabilidad penal con situación de acceso al empleo, en libertad vigilada, y menores exinternos, las víctimas de violencia de género en situación de exclusión social y cualquier persona que sea incluida en un proceso de inserción a criterio del órgano competente.