Más de 10.000 millones de euros esperan que haya un Gobierno estable en España

Así lo asegura Santiago Aparicio, que apuesta por lograr más pronto que tarde ese clima propicio

La consejera delegada e EspañaDuero, María Luisa Lombardero, presenta el informe en presencia de Santiago Aparicio, presidente de la patronal Cecale, ayer en Valladolid
La consejera delegada e EspañaDuero, María Luisa Lombardero, presenta el informe en presencia de Santiago Aparicio, presidente de la patronal Cecale, ayer en Valladolid

Así lo asegura Santiago Aparicio, que apuesta por lograr más pronto que tarde ese clima propicio.

La incertidumbre política en la que lleva sumida España en los últimos meses ha hecho que muchas inversiones se hayan paralizado y se encuentren a la espera de que lo que pueda ocurrir próximamente. En Castilla y León podría haber entre 10.000 y 15.000 millones de euros (300.000 millones en España) a las puertas, pendientes que haya un Gobierno estable en nuestro país, según desvelaba ayer el presidente de la patronal castellano y leonesa Cecale, Santiago Aparicio, tras participar en Valladolid en la presentación de un informe de EspañaDuero sobre la situación económica y financiera de las empresas de Castilla y León.

Un análisis, en el que se pone de manifiesto que las ventas de las empresas están mejorando (un 6,3 por ciento de media entre las 161.119 que había a 1 de enero de 2015, según el estudio), pero gracias principalmente al aumento del consumo de los hogares y al mayor gasto de las familias, que no a la inversión empresarial. Para la consejera delegada de EspañaDuero, María Luisa Lombardero, hay un cierto desapalancamiento de las empresas que están tratando de reducir su endeudamiento en lugar de animarse a invertir. «Hay consumo pero no inversión», advertía, mientras contraponía estos datos con el comportamiento de EspañaDuero entre enero y mayo de este año, con un crecimiento de los préstamos a empresas de un 69 por ciento respecto a hace un año.

Santiago Aparicio reconocía que las empresas de esta Comunidad están creciendo, aunque tímidamente, y que le consta que entidades como Iberaval está avalando cada vez más préstamos. «Todo esto es bueno», decía. Si bien, insistía en demandar que haya más pronto que tarde ese «clima propicio» que pueda agilizar la entrada de estas importantes inversiones para llevar a cabo los proyectos pendientes.

Que se eliminen trabas administrativas a las empresas; que se trabaje por una «real» unidad de mercado que evite cada año a las empresas 40.000 millones de euros en gastos por tener que adaptarse a las normativas de cada Comunidad; un marco jurídico ágil; y aumentar la inversión en I+D+i, son otras de las demandas que Santiago Aparicio hace al futuro Gobierno. Y anima a las empresas pequeñas a colaborar entre ellas o fusionarse para ser más competitivas y ganar mercados.