Más medios humanos y materiales para prevenir y luchar contra el fuego

Suárez-Quiñones presenta el operativo estival, «la peor época del año», y llama a la colaboración ciudadana

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, presenta en León el operativo especial de este verano contra los incendios forestales en Castilla y León
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, presenta en León el operativo especial de este verano contra los incendios forestales en Castilla y León

Suárez-Quiñones presenta el operativo estival, «la peor época del año», y llama a la colaboración ciudadana.

Castilla y León está presta y dispuesta para hacer frente al fuego durante la campaña de verano. La Comunidad contará con más medios humanos y de material para prevenir y hacer frente a las llamas en la peor época del año. No en vano, en 2015 se registraron en la Región casi 1.800 incendios forestales en nuestros montes y bosques con más de diez mil hectáreas calcinadas, con especial hincapié en la comarca leonesa de El Bierzo, y en Zamora.

En total, habrá 4.235 efectivos luchando contra el fuego, lo que suponen 106 personas más que hace un año, además de disponer de siete cuadrillas terrestres y un helicóptero más que se suma a la veintena de ellos existentes. La renovación de tres autobombas propias que se unen a las 199 que ya había de antes, un bulldózer, más de doscientos puestos de vigilancia con cámaras, la disponibilidad de nuevos técnicos en el centro de mando además de las mejoras tecnológicas, completan un operativo de verano que se prolongará desde el 1 de julio hasta el 30 de septiembre.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, presentaba ayer en León este completo dispositivo en el que destacaba también las labores de prevención ya realizadas como el incremento de la supeficie de mantenimiento de cortafuegos, que suman casi cuatro mil hectáreas.

Primera ola de calor

Pese a que este operativo empieza en diez días, y en lo que llevamos de año se han registrado pocos incendios, Suárez-Quiñones advertía de que esta semana puede ser complicada debido a la ola de calor que han augurado los meteorólogos, a lo que hay que sumar la extensa vegetación existente por la humedad en el suelo. Por ello, pedía a la ciudadanía que extreme las precauciones para minimizar al máximo los riesgos.

De la misma forma, el consejero recordaba que en nueve de cada diez incendios forestales está detrás la mano del hombre, ya sea de forma imprudente o deliberada, por lo que llamaba también a la población a que se conciencie del problema y que colabore no consintiendo esta s prácticas denunciando a los incendiarios, «porque también están en juego vidas humanas».