Nuevas prestaciones, listas de espera y obras, prioridades sanitarias del 2014

Sáez Aguado centra la inversión en Salamanca, Clínico de Valladolid y Provincial de Zamora

Valladolid- La Consejería de Sanidad, que gestionará en 2014 un total de 3.192,07 millones de euros (el 43,6 por ciento del Presupuesto total de la Junta), se ha marcado 34 retos para ese ejercicio. Entre ellos, avanzar en la reducción de la lista de espera quirúrgica, si bien se prevé rebajar el volumen de concertación con centros privados, de manera que sólo un 4,3 por ciento de las operaciones se llevarán a cabo en ese ámbito. El responsable de la Consejería, Antonio María Sáez Aguado, avanzó que se incidirá en el seguimiento de las tasas de inclusión de las patologías más relevantes y se abordará la mejora y refuerzo de la cirugía ambulatoria en un 5 por ciento. En este capítulo, anunció que está prevista la apertura de cinco nuevos quirófanos de última generación.

De igual manera, se abrirán 35.000 metros cuadrados más en centros asistenciales de Valladolid, Zamora y Benavente.

En lo que a las grandes infraestruturas hospitalarias se refiere, Sáez Aguado destacó que se retomarán las obras en el Complejo Asistencial de Salamanca (Hospital Clínico), para el que se han reservado 21 millones de euros). Igualmente, en los próximos meses se inyectarán 18 millones de euros para la equipación del Clínico de Valladolid, lo que repercutirá también en una mayor actividad quirúrgica. De igual forma, se dará continuidad a los trabajos que se llevan a cabo en el Hospital Provincial.

Más en clave de futuro, el Hospital de Palencia dispondrá de anteproyecto y proyecto básico y de ejecución, según consta en una partida de 1,14 millones de euros, consignada dentro de un presupuesto global dedicado a las inversiones de 79,76 millones de euros. Por otra parte, se reformarán unidades en el Hospital de Santa Bárbara de Soria y se concluirá el centro de salud de Lerma, en la provincia de Soria.

La Consejería pondrá en marcha, también en el Clínico de Salamanca, un PET-TAC -que dará cobertura al conjunto de la Comunidad-, y, para el Clínico vallisoletano, que estrenará un sistema integral de quirófano híbrido, se adquirirá un angiógrafo digital biplano, que permite obtener imágenes en tres dimensiones y en tiempo real del paciente a través de métodos poco invasivos. Algo parecido a lo que permite la radiocirugía estereotáxica, que facilitará el Hospital de Salamanca. Por último, se comprará un acelerador lineal para sustituir uno de los dos instalados en la actualidad en el Complejo Asistencial de León.

A la cartera básica de servicios también se añade la quimioterapia interperitoneal hipertérmica, que se ofrecerá en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid. Asimismo, se pondrán en marcha unidades de convalecencia sociosanitaria -con un total de 127 camas- en Burgos, Palencia, León y Zamora, que se suman a las de Valladolid y Segovia (estas dos últimas echan a andar en solo unos días), en el marco de la Estrategia de Atención al Paciente Crónico. De igual modo, comenzarán a funcionar unidades de continuidad asistencial que comunicarán mejor los diferentes estadios por los que transitará el paciente en sus diferentes tratamientos.

7.000 supervivientes cada año

El programa de larga supervivencia de pacientes oncológicos, que echó a andar en Salamanca y que persigue beneficiar a los más de 7.000 pacientes que cada año superan un cáncer, se generalizará, durante los primeros meses de 2014, en toda la Comunidad -tal como avanzaba este periódico en su edición del 15 de septiembre-. Lo mismo ocurrirá con el programa de Diagnóstico Precoz de Cáncer Colorrectal, que dará sus primeros pasos en el entrante mes de noviembre. La Consejería de Sanidad ha previsto realizar de forma protocolarizada marcadores tumorales en pacientes con cáncer de mama.

Además, a lo largo de 2014, se implantará un calendario de vacunación del adulto, al igual que cribados de cáncer y neonatales

En otro orden de cosas, el consejero señaló que el próximo año servirá para abrir en torno a medio centenar de unidades de gestión clínica en todas las áreas de salud, que persiguen dar mayor protagonismo al personal en la toma de decisiones. Una medida que irá pareja a la reducción de estructuras administrativas en el departamento que dirige Antonio María Sáez Aguado, que ya ha obrado en ese sentido en Soria, Palencia, Valladolid y Zamora.

De cara a mejorar en el capítulo organizativo, se implantarán gerencias únicas en nuevas áreas de salud, de modo que se integrarán la atención primaria y la hospitalaria. Y es que, los recursos humanos tienen especial importancia en Sacyl, donde trabajan 36.000 profesionales. De hecho, sólo en personal, el montante global que debe costear la Consejería será de 1.739 millones de euros en 2014, con un incremento del 1,64 por ciento frente a este ejercicio. En lo que atañe a la investigación, el Centro del Cáncer recibirá más de 1,5 millones de euros para proyectos investigadores y gastos de funcionamiento.