Castilla y León

Nuevos pasos para mejorar la autonomía de las personas dependientes en la Comunidad

Predif presenta su manual formativo para asistentes personales como base para la regulación de esta figura

La mejora de la autonomía de las personas dependientes es uno de los principales objetivos tanto de la Junta como de las entidades del tercer sector que trabajan para mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.

Publicidad

Por ello, y por ser Castilla y León pionera en la instalación del asistente personal, fue el lugar elegido por Predif para presentar por primera vez el «Manual de formación» de esta figura, pensada como un instrumento para la inclusión integral de las personas con discapacidad.

Teniendo en cuenta que los beneficiarios de esta prestación crecieron un 48,4 por ciento en el último año, hasta los 885 perceptores, según aseguró la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, la regulación estatal de esta figura «es necesaria», por lo que el Manual pretende servir de base para la misma.

Este documento es fruto de cuatro años de trabajo del grupo de asistencia personal del Cermi y apuesta por el desarrollo de esta prestación que pese a figurar en la Ley de Dependencia «es de lejos la que está menos desarrollada», explicó el presidente de Predif, Francisco Sardón.

Tanto es así que solo supone el 0,7 por ciento de todos los servicios para personas dependientes en España aunque «los asistentes personales nos permiten ser y no solo estar, promoviendo nuestra participación activa en la sociedad», aseveró.

Publicidad

A pesar de que en los países en los que más funciona esta figura no se requiere formación alguna, Sardón planteó el Manual como un «contexto básico» en el que se explican algunos conceptos necesarios como el de vida independiente o los aspectos legales y éticos de la asistencia personal.

En este sentido, el presidente de Predif afirmó que, en la línea con la normativa de Castilla y León, se plantea esta figura a partir de los tres años para todos los tipos de discapacidad y sin importar su grado, pudiendo acceder a la misma toda persona con dependencia reconocida.

Publicidad

«No obstante, el mejor formador de un asistente personal es el propio usuario, para que se ajuste a sus gustos, objetivos vitales y necesidades y le en su plena integración en la sociedad» concluyó Francisco Sardón, quien anunció un apartado de diagnóstico de episodios de violencia de género.