Europa

PP, PSOE y grupo mixto dan la cara por el campo de Castilla y León

La Razón
La RazónLa Razón

El acuerdo es total en la defensa de una Política Agraria Comunitaria (PAC) que siga respaldando a los profesionales del campo de Castilla y León. Gobierno regional, PP, PSOE y grupo mixto han sellado este mes un pacto de Comunidad (que se plasmó en un ambicioso documento) para reclamar el mantenimiento de los fondos que proceden de la PAC, cuya reforma se encuentra en la fase final, de cara al periodo que comprende los años entre 2014 y 2020. En la actualidad esos recursos suponen, cada año, 1.150 millones de euros que llegan desde Europa a Castilla y León. De hecho, la normativa comunitaria es clave para la Economía regional, dado que afecta a 100.000 personas sólo en Castilla y León, entre agricultores y ganaderos a título principal y los empleos del sector primario, por lo que no sólo los grupos políticos y la administración han hecho piña, en la apuesta por un campo profesionalizado y una mayor flexibilización en el 'greening', argumentos por otra parte que respaldan las organizaciones profesionales agrarias. El documento pactado sirvió de sólida base para mostrar esa posición de Comunidad en la visita que la consejera del ramo, Silvia Clemente, hizo a los comisarios Luis Kapoulas y Michel Dantis, en Bruselas, dado que son ellos quienes abordan la reforma. Ante ellos hizo propuestas como el mantenimiento de la superficie que ha de ser beneficiaria de fondos, 22 millones de hectáreas, dado que, de lo contrario, las más tocadas serías las explotaciones pequeñas, como las de vacuno de leche, cebo, el ovino y el caprino, además de los regadíos. Ante ellos, la consejera defendió también el mantenimiento de ayudas que permitan apoyar a los sectores con problemas específicos, al igual que puso sobre la mesa otro asunto también pactado, como prolongar hasta 2020 el régimen de las cuotas en el sector del azúcar, así como salvaguardar derechos de plantación de viñedos hasta 2030. La propuesta -que respondía al acuerdo de Comunidad sellado- fue visto con buenos ojos por la Comisión Europea, de cara a la decisión final en torno a la PAC.