Castilla y León

PSOE, UGT y CCOO hacen piña para reformar el Estatuto

Sus líderes coinciden en la necesidad de blindar servicios y derechos y potenciar el Diálogo Social

Plena sintonía durante la primera reunión a tres bandas entre el PSOE y los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, tras las elecciones autonómicas y municipales del pasado 26 de mayo.

Publicidad

Sus líderes coincidían ayer tras su encuentro en la necesidad de acometer más pronto que tarde pero con consenso una nueva reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla y León, que quedó pendiente en la pasada legislatura. Pero ha de ser, según decían, una reforma más ambiciosa que la «exprés» que ha propuesto Ciudadanos, para eliminar los aforamientos a los procuradores y a los altos cargos de la Junta.

Así, lo que proponen socialistas, «ugetistas» y CCOO es que se blinden los derechos y servicios sociales y se establezca un mínimo de suelo social, que el socialista Luis Tudanca fija en el 12 por ciento del PIB al año. De esta forma, el secretario regional del PSOE asegura que se evitarían recortes en momentos de crisis económica y las ayudas serían independientes de quien gobierne en cada momento.

«Nosotros estamos comprometidos en esta reforma y nos tenemos que poner a la obra cuanto antes, pero tiene que ser siempre por consenso político», apuntaba Tudanca, consciente de que para sacar adelante esta reforma estatutaria hace falta el apoyo de dos tercios de la Cámara autonómica, lo que obliga a socialistas, populares y «naranjas» a ponerse de acuerdo, ya que si no sería imposible llevarla a buen puerto.

Publicidad

Más voz a los sindicatos

Asimismo, el PSOE recogía la propuesta de los dos sindicatos mayoritarios de reformar también el Reglamento de las Cortes, para que puedan tener más voz y presencia en las Cortes de Castilla y León cuando se debatan leyes que conciernan a determinados colectivos. «Queremos que se cuente con nosotros en la elaboración de normas legislativas y que se institucionalice la comisión del ramo», señalaba Vicente Andrés, secretario regional de CCOO. Asimismo, los socialistas y los dos sindicatos coincidían también en la necesidad de reforzar el Diálogo Social Autonómico y en su extensión al ámbito local en municipios de más de 20.000 habitantes y diputaciones. «No es un fin en sí mismo, sino un instrumento para mejorar la calidad de vida», recordaba al respecto el secretario regional de UGT, Faustino Temprano, preocupado al igual que Vicente Andrés por que Ciudadanos, uno de los dos partidos que forman el Gobierno de coalición junto al PP, «no haya hecho referencias alguna en su programa» a este instrumento, seña de identidad en Castilla y León.

Publicidad

Por ello, Temprano advertía de que no tolerarán que el Diálogo Social «se deteriore», y anunciaba que van a exigir que se aplique el contenido de las proposiciones no de ley que sobre ello han aprobado las Cortes.

Los dos líderes sindicales recordaban al nuevo presidente de la Junta, el popular Alfonso Fenández Mañueco, que tomará hoy posesión del cargo, que el Dialogo Social está recogido en el Estatuto y le compete a él directamente, y se mostraban partidarios de que el actual presidente del CES, Germán Barrios, pueda ocupar la Consejería de Empleo, como apuntan algunos rumores a propuesta de Ciudadanos. «Es un hombre con experiencia en las negociaciones del Diálogo Social y una persona que tiene un conocimiento profundo de la situación laboral actual», destacaba Temprano. «El mensaje que se lanzaría sería de calma», apuntaba, por su parte, Vicente Andrés.