Reposicionar los productos y abrirse a otros mercados ante los aranceles de EEUU

Los consejeros Jesús Julio Carnero y Carlos Fernández Carriedo se reúnen con los representantes de los sectores más afectados para reaccionar y colaborar en futuras acciones

Jesús Julio Carnero y Carlos Fernández Carriedo se reúnen con representantes de sectores afectados por los aranceles
Jesús Julio Carnero y Carlos Fernández Carriedo se reúnen con representantes de sectores afectados por los aranceles

Reposicionar los productos, escalando su imagen de marca, y buscar nuevos mercados son dos de las acciones en las que va a trabajar la Junta de Castilla y León por la entrada en vigor de los aranceles de Estados Unidos el próximo 18 de octubre, que afectará negativamente a numerosos artículos alimentarios de la Comunidad, donde el más perjudicado es el mundo del vino.

Así lo destacaban los consejeros de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero; y el de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, momentos después de mantener un encuentro, en Valladolid, con representantes de sectores afectados, entre los que se encontraban Vitartis (Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León), las Denominaciones de Origen de la Comunidad así como la Federación Regional de Productos Lácteos.

Carnero volvió a tildar esta medida de «inaceptable» e «injusta» y es por ello, que ya hace unos días le exigió al ministro del ramo, Luis Planas, «firmeza» ante la defensa de España en este entido en la Unión Europea y que negociara para que esta medida sea lo menos perjudicial posible para España.

El consejero declaró que en Castilla y León se verían afectados 31,7 millones de euros, de los que el mayor montante, 20,3 millones repercute en el sector del vino, seguido por 3,1 millones por el relativo al queso y otros dos millones respecto a las legumbres, hortalizas ,o el mundo del porcino.

Es por ello que Carnero anunció a los asistentes que desde el Gobierno regional se «tomarán las medidas pertinentes de contingencia y coyuntura oportunas con el fin de impulsar la internacionalización dentro del Plan Empresarial» que se lleva a cabo en Castilla y León.

El consejero adelantó que a lo largo de las próximas semanas se mantendrán una serie de reuniones con el fin de trabajar para mantener el nivel de exportación actual en la Comunidad, aunque calificó de «muy volátil» el momento por el que atraviesa la economía mundial.

Por su parte, Fernández Carriedo indicó que el mercado de Estados Unidos supone un 2 por ciento del total de las exportaciones castellano y leonesas y, por «ese motivo no queremos renunciar a él». Así declaró que se hace necesario «reposicionar» los productos con un aumento de precios para que tenga un menor impacto en dicho mercado con actividades promocionales, muestras o misiones directas o inversas para dar a conocer los productos de calidad que tiene la despensa regional. Y, por otra parte, buscar nuevos nichos y abrirse a nuevos mercados. En este sentido recordó que en los últimos años se ha incrementado en un 40 por ciento las ventas en Suiza y en México.