Rey sugiere elaborar un informe sobre la idoneidad de los deberes escolares

El consejero hace esta propuesta a la comunidad educativa, como respuesta a las quejas de algunos padres

Fernando Rey inaugura el seminario en compañía de Marino Arranz, Pedro González y Charo Repáraz
Fernando Rey inaugura el seminario en compañía de Marino Arranz, Pedro González y Charo Repáraz

Deberes sí o deberes no. Eterno debate entre las familias, que en los últimos tiempos se ha agravado ante las quejas de muchos padres que consideran excesiva la cantidad de trabajo escolar que se llevan a casa sus hijos.

Deberes sí o deberes no. Eterno debate entre las familias, que en los últimos tiempos se ha agravado ante las quejas de muchos padres que consideran excesiva la cantidad de trabajo escolar que se llevan a casa sus hijos. Y un asunto que se abordaba ayer en Valladolid, durante la celebración de un seminario con la participación de la comunidad educativa, al que asistía también el consejero de Educación, Fernando Rey, quien sugería la elaboración de un informe sobre la idoneidad o no de estos deberes en nuestra Comunidad.

Rey explicaba que aunque en Castilla y León esto no es un problema, sí que reconocía que hay padres que se han quejado, por lo que apuntaba que sería bueno escuchar a los expertos y llevar a cabo un exhaustivo estudio antes de tomar una decisión. «No se puede regular este tema, pero sí aplicar unas pautas para evitar que haya chavales que estén hasta las diez de la noche haciendo deberes», decía el consejero, al asegurar que lo importante es identificar cuál es la mejor proporción de los deberes escolares y establecer unas pautas para que éstos sean instrumentos pedagógicos para que los alumnos refuercen lo aprendido».

Una jornada intensa y con debates interesantes, en la que se ponía encima de la mesa estudios como el que realizaba recientemente la Universidad de Navarra, y que presentaba el ex presidente del Consejo Escolar de Navarra, Pedro González, en el que se revela que los escolares de Primaria y Secundaria creen necesario la realización de deberes fuera de los centros de educación. Si bien, el estudio alerta de que deben personalizarse las tareas en función de las capacidades de cada niño. Al respecto, uno de los principales resultados del estudio es que existe una diferencia notoria de percepción entre alumnos de la utilidad de las tareas, donde los niños más aventajados perciben más su utilidad que los que menos lo están. «Los alumnos dedican treinta minutos y una hora de media a realizar las tareas en primaria y en secundaria, respectivamente, pero lo esencial es que los docentes y las familias comprendan que los deberes son una herramienta de refuerzo pedagógico», aseguraba González.