Roces entre PP y PSOE por la asignación a los grupos parlamentarios y la investidura

El presidente de las Cortes, Luis Fuentes, inicia la ronda de contactos para proponer un candidato a la Junta

El presidente de las Cortes, Luis Fuentes, se reúne con Pablo Fernández, portavoz de Podemos
El presidente de las Cortes, Luis Fuentes, se reúne con Pablo Fernández, portavoz de Podemos

La Mesa de las Cortes dio ayer luz verde a una subida del 10 por ciento del dinero asignado a los diferentes grupos parlamentarios en esta legislatura, que se repartirán 311.860 euros al mes, con una retribución por procurador de 3.660 euros mensuales.

Un aumento al que todos los partidos presentes en la Cámara autonómica daban su apoyo excepto el PSOE, que votaba en contra porque considera que detrás de este incremento se encuentra la intención del PP de «paliar» el dinero que va a dejar de percibir por la pérdida de trece parlamentarios, que se traduce en unos 47.000 euros menos al mes, según su portavoz, Luis Tudanca. «Como ya no tienen a la Gürtel ni a Bárcenas para financiarse, por eso ahora necesitan aumentar sus ingresos por esta vía para seguir manteniendo el mismo nivel de gasto», aseguraba el secretario regional de los socialistas.

Desde el PP, su portavoz parlamentario, Raúl de la Hoz. negaba la mayor y aseguraba que esta subida se ha planteado, entre otras cosas, para que los partidos que no tienen grupo propio y tendrán que ubicarse en el Mixto, como es el caso de Podemos, Vox, Por Ávila y la Unión del Pueblo Leonés. tengan recursos suficientes para llevar a cabo su trabajo. Además, De la Hoz recordaba a Tudanca que este aumento no es una subida de salario sino la recuperación de los ingresos perdidos por los grupos parlamentarios durante los años de la crisis, donde se bajaron un 10 por ciento en 2011, un 8 por ciento al año siguiente, un 4 por ciento en 2012 y un 2 por ciento en 2014.

Durante esta primera Mesa de las Cortes se aprobaba también mantener la cuantía de los miembros del órgano de dirección del Legislativo y de los procuradores con dedicación exclusiva (los seis miembros de la Mesa y las direcciones de los grupos), y ponía asimismo sobre el tapete la posibilidad de que todos los procuradores autonómicos puedan dedicarse únicamente a ello y tener un sueldo de la Cámara.

Al respecto, el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, informaba de que ha encargado un informe a los letrados de la institución para valorar su viabilidad, y aunque recordaba que el parlamento de Castilla y León es de los más austeros de la España autonómica, aseguraba que esta propuesta no es una prioridad.

La jornada dejaba también el registro por parte del PSOE de las primeras medidas para su debate en las Cortes, y que son la petición de que se abran los comedores escolares en verano, la creación de un fondo dotado con 50 millones de euros para que el campo pueda hacer frente a las pérdidas por la sequía, y la recuperación de la comisión de investigación de los parques eólicos, y con comparecencias de Fernández Mañueco y Francisco Igea.

Además, se producían cruces de declaraciones entre PP y PSOE por la investidura de la semana que viene, y entre PSOE y Ciudadanos, a cuenta de sus promesas en campaña. Por un lado, el popular De la Hoz dejaba entrever el temor de su partido por que la oposición haga un uso «radical» del Parlamento durante la investidura de Fernández Mañueco. Y, por el otro, Tudanca contestaba que el PSOE hará oposición y formulará propuestas, aunque ironizaba con que deberían ser Teodoro García Egea y José María Espejo quienes deberían someterse e la confianza de la gente en lugar de Fernández Mañueco e Igea. Este último además, aseguraba que nunca hubo un acuerdo con el PSOE ni prometió nada al líder de los socialistas, y este volvía a la carga asegurando que el candidato de Ciudadanos que lo que hizo fue comprometer su palabra con los castellanos y leoneses y no con él.

Ningún voto para Mañueco

Y, ya por la tarde, Luis Fuentes comenzaba su ronda de contactos con los portavoces de las cuatro formaciones que no tienen grupo propio. Ninguno de ellos comunicó al presidente del Legislativo su voto a favor de Fernández Mañueco. Podemos y UPL le anunciaron que lo en contra del popular como presidente, mientras que Vox y Por Ávila le dijeron que no lo tienen decidido.