Rosa Valdeón: «No hemos malgastado un euro y esto se debe tener en cuenta»

La vicepresidenta destaca que Castilla y León es ejemplar en gasto social y rechaza recortes

La vicepresidenta y consejera de Empleo, Rosa Valdeón, saluda al ministro Cristóbal Montoro, momentos antes del comienzo del Consejo de política Fiscal y Financiera, ayer en Madrid
La vicepresidenta y consejera de Empleo, Rosa Valdeón, saluda al ministro Cristóbal Montoro, momentos antes del comienzo del Consejo de política Fiscal y Financiera, ayer en Madrid

Rosa Valdeón llevaba ayer al Consejo de Política Fiscal y Financiera la posición de comunidad consensuada por todos los grupos parlamentarios con un mensaje claro a Cristóbal Montoro: Castilla y león quiere cumplir el déficit pero no a través de recortes en el Estado de Bienestar.

La vicepresidenta, que participaba en la reunión en sustitución de la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, que no pudo asistir debido a un imprevisto personal, le dejaba claro al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas que nuestra Comunidad «no ha malgastado ni un euro» y que es «ejemplar» en políticas sociales, pero, también, que no pueden recortar porque tienen el presupuesto «al límite» y no tienen ningún gasto menor. Al respecto, apuntaba que cuentan con el 80 por ciento de los gastos o inversiones en personas, como le gusta decir a Rosa Valdeón, adecuados a la estructura demográfica de la Región, y que por eso es complicado cumplir con las exigencias del ministro.

La también consejera de Empleo insistía en que Castilla y león apuesta por el autonomismo útil en el Estado de Bienestar y ponía como ejemplo ahora que tanto se habla desde todos los grupos políticos de salarios mínimos, que nuestra Comunidad ya cuenta con una Renta Garantizada de Autonomía que ya funciona desde hace tiempo para ayudar a las personas en dificultades a salir adelante.

Respecto al déficit de España, Rosa Valdeón señalaba que Castilla y León es corresponsable «porque también somos Estado», pero insistía en que la respuesta debe ser justa y racional, pero sin recortar.

La vicepresidenta apelaba a la sensibilidad de Montoro y apostaba por el sentido común para garantizar la sostenibilidad y los servicios, y evitar que esto pueda estar en riesgo «por un reparto injusto del déficit y frente a un modelo de financiación autonómico que nació con carencias y que ahora está obsoleto». «Sí a la estabilidad prespuestaria y a los presupuestos razonables y un no rotundo a los recortes», decía Rosa Valdeón, convencida de que el Ministerio debe ayudar a las comunidades, «pero sin quitar a los ciudadanos».