Sáez Aguado se compromete a aumentar la cifra de psicólogos clínicos que trabajan en Sacyl

La especialidad se incorporó tarde a la Sanidad Pública y cuenta con 90 profesionales

De izq. a dcha. el jefe del servicio de Psiquiatría del Clínico de Valladolid, Fernando Uribe; Eva Sotelo Marín, profesional del sector; el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado; y el director gerente del Clínico, Francisco Javier Vadillo / Miriam Chacón/Ical

El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, se comprometió a hacer lo que esté en su mano para ampliar el número de psicólogos clínicos que trabajan en el Sistema Público de Salud.

Ésta es una de las reivindicaciones históricas del colectivo, compuesto en Castilla y León por algo más de 90 profesionales que desarrollan su labor en diferentes unidades de Sacyl.

Momentos antes de participar en las V Jornadas de Actualización en esta especialidad, que se celebraron en el antiguo hospital Río Hortega de Valladolid, el consejero aseveró que la psicología clínica «crecerá en el futuro porque contribuye mucho al bienestar de las personas y mejora su calidad de vida».

Asimismo, recordó que esta especialidad «se incorporó tarde a la Sanidad Pública, aunque en Castilla y León tiene buen desarrollo» y explicó que los casi cien psicólogos clínicos públicos que desarrollan su labor en la red de Sacyl lo hacen en el ámbito ambulatorio, en la hospitalización, en los hospitales de día, centros de rehabilitación y atención a crónicos, así como atención a la infancia, entre otros.

«Ha sufrido un proceso de mayor diversificación ya que no se circunscribe a los recursos psiquiátricos sino que cada vez está más asociado a otro tipo de patologías», afirmó Sáez Aguado.

En este sentido, informó de que se acaba de incorporar la psicología clínica a la unidad del dolor en Valladolid, así como a oncología o cuidados paliativos, dado que, reiteró, « se extiende y apoya a otros tipo de tratamientos que tradicionalmente no formaban parte de la red de salud mental».

En la Comunidad, además, en la actualidad funcionan «cuatro o cinco» unidades docentes que forman psicólogos clínicos en Castilla y León.

Por su parte, Eva Sotelo, psicóloga clínica y organizadora de las jornadas incidió, al igual que el consejero, en que su trabajo no se relaciona únicamente a los trastornos límites de personalidad, sino a áreas de intervención de diferentes patologías, como las relacionadas con la identidad de género o las relativas a los trastornos alimenticios. «Somos psicólogos que estamos luchando por más puestos de personal, tanto especialidad como residentes», subrayó y explico que el objetivo de la cita era ser foro de debate sobre la «situación actual» de la especialidad.