Silván propone aprovechar la innovación en la construcción para propiciar empleo

El sector pide en Valladolid al Gobierno que regrese al estímulo de la obra pública

El consejero de Fomento, Antonio Silván, junto a Juan Lazcano y Enrique Pascual, entre otros
El consejero de Fomento, Antonio Silván, junto a Juan Lazcano y Enrique Pascual, entre otros

VALLADOLID- La construcción, que durante años fue motor económico de España, pide una segunda oportunidad por su peso en la creación de empleo y porque queda mucho trabajo por hacer. Una idea que comparte el consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Antonio Silván, quien animó a aprovechar las oportunidades derivadas de la regeneración urbana y la eficiencia energética como fuentes para cimentar el mercado laboral y la confianza en la construcción. Y es que, a su entender, la sociedad demanda ambas cuestiones y, además, el sector debe «estar preparado» para tiempos mejores. Para ello, añadió, es clave que el ámbito de la Obra Pública cambie su modelo, con la aplicación de criterios de eficiencia, funcionalidad, sostenibilidad, competitividad e innovación en el diseño y ejecución de proyectos, a partir de «conceptos que suponen ahorro».

Silván se expresó así momentos antes de celebrarse en Valladolid la jornada «Innovación y Construcción Eficiente», que permitió la puesta de largo de la Agrupación Empresarial Innovadora para la Construcción Eficiente (Aeice), que integran 80 entidades de Castilla y León, además de profesionales liberales, centros tecnológicos como Cartiff, y la Universidad Europea Miguel de Cervantes.

En ese marco, el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Juan Lazcano, reclamó al Gobierno que propicie «un estímulo» en la Obra Pública, dada la «preocupante» evolución del sector. Al respecto, cuantificó en 9.000 millones de euros -dosificados en 1.500, 3.000 y 4.500 millones- hasta 2015, para posibilitar la creación de 200.000 puestos de trabajo en nuestro país. Una solución, dijo, para un ámbito productivo que, a su parecer, ha asumido el 50 por ciento de la consolidación fiscal y la reducción del déficit público.

La construcción como baluarte

Lazcano dio la cara por su sector, pidió desechar tópicos en torno al «ladrillo» y aseguró que «no se recuperará el empleo en España hasta que no lo haga el sector de la construcción», del que dijo que «ha tocado fondo». De igual forma, demandó vigilar la inversión en conservación del patrimonio viario, porque la ausencia de aquélla supone más coste a la larga.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Contratistas de Castilla y León, Enrique Pascual, apostó por aprovechar la nueva Aecie para lograr fondos en Europa.