Transparencia y modernización, ejes de Concepción para la Justicia

El presidente del TSJCyL advierte del lastre de la dispersión de las sedes

José Luis Concepción atiende a los periodistas, ayer en Burgos
José Luis Concepción atiende a los periodistas, ayer en Burgos

Modernizar el ámbito judicial, con el objetivo de que el papel cero sea pronto una realidad; avanzar en la transparencia, con la intención de mejorar el gabinete de comunicación y favorecer la conexión entre todas las provincias de la Comunidad; y apostar decididamente por las infraestructuras para que haya edificios judiciales óptimos que mejoren la calidad del servicio que se presta a los ciudadanos. Estas son, grosso modo, las prioridades que se ha marcado el reelegido presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL, José Luis Concepción, para los próximos cinco años del que será su tercer mandato.

El magistrado segoviano aseguraba ayer que afronta esta nueva etapa con la misma ilusión con la que empezó hace diez años, y señalaba que si ha decidido optar una vez más a esta responsabilidad es porque considera necesario cerrar el círculo a lo realizado en estos diez años.

Respecto a la primera de sus prioridades, la modernización, Concepción decía que trabajará con más intensidad para impulsar las nuevas tecnologías, «en las que el TSJCyL -decía- ya ha sido pionero», para conseguir que el papel desaparezca en beneficio del expediente digital cuanto antes.

Acerca del segundo pilar, la transparencia, el presidente del TSJCyL avanzaba que pedirá al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) la ampliación del actual Gabinete de Comunicación para que pueda desplegarse en el territorio. La intención es que, además de conseguir mejorar la coordinación, haya más personas trabajando en él. «Hay que ampliar este gabinete tanto en medios como en lugares», insistía, al denunciar que no de recibo que sólo haya un profesional y en la sede judicial. Concepción consideraba necesario que haya más periodistas y en más ciudades, y proponía suscribir convenios de colaboración con instituciones, principalmente universitarias, para que mediante prácticas haya becarios ayudando.

Y respecto al tercero de sus objetivos, mejorar las infraestructuras, José Luis Concepción, advertía del «lastre» que supone para la Justicia como para los ciudadanos el hecho de que haya tanta dispersión entre las sedes, y señalaba que quedan proyectos pendientes como un nuevo edificio en Segovia o la ciudad de la Justicia en Valladolid. Sobre lo primero, el magistrado revelaba que el ministro de la cartera judicial –ahora en funciones-, Rafael Catalá, acudirá a la capital segoviana a la presentación de la nueva infraestructura, cuya obra ya está adjudicada, y cuyos trabajos comenzarán en breve. Mientras que en lo que respecta a la ciudad de la Justicia de Valladolid, anunciaba que solicitará una reunión con el alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, para conocer los motivos por los que se ha paralizado el proyecto «y se ha sustituido una realidad por entelequias».

Finalmente, avanzaba que la Oficina de Asistencia a las Víctimas de Delito podrá estar en funcionamiento a principios de febrero, y que se ubicará en el último piso del Palacio de Justicia de Burgos.