Blahnik copa una 080 marcada por las ausencias

Mango y Desigual no desfilarán en la próxima edición de la pasarela catalana, que se celebrará del 1 al 5 de febrero en la Casa Llotja de Mar

Una treintena de diseñadores y firmas participarán en la XVII edición de la pasarela 080 de Barcelona
Una treintena de diseñadores y firmas participarán en la XVII edición de la pasarela 080 de Barcelona

Lady Di y Jacqueline Kennedy cayeron rendidas ante ellos; los mitificó Sarah Jessica Parker en el papel de Carrie Bradshaw; los elevó hasta el infinito Madonna cuando comparó el placer de calzarlos a la práctica del sexo. La vida se ve mejor desde un par de «manolos». Codiciado objeto de deseo del común de las mortales. Prenda indispensable en el vestidor de las celebrities. Los zapatos de Manolo Blahnik se cuelan en la XVII edición de la pasarela 080, pero no en los desfiles.

El diseñador canario hará su aparición estelar en el mayor evento de moda de la capital catalana para presentar su nuevo libro «Manolo Blahnik: Fleeting Gestures and Obssessions», una apuesta de la 080 para proyectar internacionalmente la pasarela. El creador de los zapatos más deseados pondrá la guinda a un certamen que se celebrará del uno al cinco de febrero en la Casa Llotja de Mar. Por ella desfilarán antes una treintena de diseñadores, entre los que destacan algunos veteranos como Miquel Suay, TCN, Krizia Robustella, Txell Miras, Manuel Bolaño, Sita Murt, Miriam Ponsa, Naulover, Gabala, Aldomartins o Yerse. Y caras nuevas como Pau Esteve, Xavi Grados, Lyle & Scott o VM La Siberia.

Pero ha sido Punto Blanco la que más expectación ha levantado. La firma de ropa interior catalana presentará, junto a su colección otoño-invierno 2016, una edición especial llamada «Batman v Superman: El amanecer de la justicia», una línea diseñada especialmente para la película de Warner Bros, que se estrena en España el 23 de marzo.

La sorpresa de esta edición, no obstante, viene marcada por las ausencias. Este año, las grandes firmas Mango y Desigual han decidido no participar en la pasarela local. El gerente del Consorcio de Comercio, Artesanía y Moda, Miquel Rodríguez, optó por restar importancia a estas vacantes durante la rueda de prensa de presentación de la nueva edición de la 080: «Después de ocho años participando, han cumplido su misión», alegó Rodríguez, que ni corto ni perezoso consideró que «han dejado de ser necesarias» y que su desaparición de la pasarela catalana es un síntoma «de la madurez» del evento.

Con grandes firmas o sin ellas, la Llotja de Mar se convertirá durante cinco días en un gran escaparate de talento, creación y cultura. Un impulso a los nuevos diseñadores cuyo buen hacer sitúa a Barcelona como ciudad referente del diseño.