Música

Burbujas teatrales

El artista de las pompas de jabón imposibles, Pep Bou, se convierte en su nueva creación «Bombollavà», que estrenará el 4 de diciembre en el Teatre Lliure, en un funámbulo de las burbujas, con experimentaciones inéditas hasta ahora en las que tienen una gran importancia las estructuras con hilos.

Bou explicó ayer que la experimentación es siempre la base de su trabajo y después de más de treinta años en los escenarios acompañado por estas figuras efímeras ahora da un paso más y se pasea por el escenario cual funámbulo encima de la cuerda tensa que nunca olvida «el equilibrio frágil de la tela del jabón».

En este sentido, indicó que nunca tiene la seguridad absoluta de que el espectáculo va a salir como está previsto, porque las burbujas de jabón no salen igual si la humedad ambiental es muy baja o si el agua que utiliza es del grifo y no del pozo de su casa en el campo. Este hecho, según aseguró, es un aliciente porque lo mantiene siempre en alerta ya que nunca acaba de saber «porque una pompa se hace presente sin explotar». Desde hace unos días, durante sus ensayos en el Teatre Lliure, ha podido comprobar que «la burbuja tiene comportamientos difíciles a causa del clima de frío seco, con un grado de humedad muy bajo, lo que provoca que las burbujas se sequen muy rápidamente».

En «Bombollavà», un nombre que se inventó el director del Lliure, Lluís Pasqual, aparece en el escenario vestido completamente de blanco y da una gran importancia al trabajo entre hilos, ya sean de nailon como de veta elástica». Lo que el público verá en el escenario es novedoso en un 80 por ciento con respecto a otros espectáculos suyos como «Bereshit. La historia más bella del cosmos, en la que explicaba el origen del Universo.

También se proyectarán imágenes de vídeo inspiradas en el funambulismo y tendrá un papel fundamental la música en directo que ofrecerán el pianista Dani Espasa, el flautista Xavi Lozano y el violoncelista Oriol Aymat.