Centenares de manifestantes cortan la carretera de Sants en Barcelona

Centenares de manifestantes han cortado la carretera de Sants, al confluir en este barrio barcelonés varias concentraciones convocadas hoy en diferentes zonas de la capital y localidades catalanas en protesta por el desalojo, el pasado día 26, de Can Vies y por la actuación policial en los dos últimos días.

Centenares de manifestantes han cortado la carretera de Sants, al confluir en este barrio barcelonés varias concentraciones convocadas hoy en diferentes zonas de la capital y localidades catalanas en protesta por el desalojo, el pasado día 26, de Can Vies y por la actuación policial en los dos últimos días.

Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, portan cacerolas y otros utensilios para expresar su protesta tras concentrarse en Sants procedentes de diversos puntos de Barcelona, desde los que se han formado tres columnas más numerosas que provenían de los barrios de Les Corts, Marina y Zona Franca.

Algunos vecinos contemplan la manifestación desde las ventanas de sus casas, sin sumarse a la protesta en la mayoría de los casos, mientras los efectivos de los Mossos d'Esquadra no han hecho acto de presencia, hasta ahora, ya que sólo algunos agentes de la Guardia Urbana desvían el tráfico en la carretera de Sants.

Desde última hora de la tarde, se ha cerrado el acceso a algunas estaciones de metro en esta zona, tal y como ocurrió días atrás, en previsión de posibles altercados.

Los manifestantes reclaman que la policía autonómica abandone el barrio y expresan su protesta por el desalojo de Can Vies, el centro okupa desde 1997 que fue desalojado el pasado día 26 por los Mossos d'Esquadra, en cumplimiento de una orden judicial, lo que ha desencadenado dos noches de violentos enfrentamientos entre manifestantes y policía en Barcelona.

Los actos de protesta se han extendido hoy a diversas localidades catalanas y, por ejemplo, en Badalona (Barcelona) unas cincuenta personas se han concentrado ante el consistorio en solidaridad con los jóvenes okupas de la capital catalana convocados por el colectivo Ágora, que agrupa a diferentes entidades de la localidad.

Los manifestantes de Badalona se han dirigido ante la sede de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), donde ha gritado en contra de esta formación y, tras cortar durante unos minutos la carretera general, muchos de ellos han tomado el metro en dirección a Barcelona.

También se han convocado manifestaciones en puntos más alejados, como Lleida, donde un centenar de personas se han manifestado en contra del desalojo, en un acto que, por el momento, ha finalizado sin altercados graves.

Según ha informado la policía local de Lleida, los manifestantes han iniciado a las 19.30 su concentración a las puertas del ayuntamiento de la ciudad, donde bajo una intensa lluvia han gritado consignas contra el desalojo de Can Vies y contra la actuación de los Mossos d'Esquadra.

Los concentrados, que llevaban una gran pancarta con el lema: "Lleida amb Can Vies. #canviesnoestoca", han iniciado una manifestación improvisada, en el transcurso de la cual han hecho pintadas en puertas y fachadas de varios establecimientos, sucursales bancarias e inmobiliarias.

En su recorrido los manifestantes también han tirado huevos con pintura en la sede del PSC en Lleida.

La manifestación ha acabado a las puertas de la sede de CDC, donde han vuelto a lanzar más huevos y pintura contra la fachada y contra una furgoneta de los Mossos d'Esquadra.