CiU se divide en una votación contra la reforma del aborto del PP

La Razón
La RazónLa Razón

Habría que retroceder hasta la votación que hizo efectiva la prohibición de las corridas de toros en Cataluña para hallar el último precedente en que los diputados de CiU se dividieron en el hemiciclo. Ayer volvió a ocurrir tras una moción presentada por el PSC con el objetivo de defender la actual legislación sobre el aborto y rechazar la reforma que prepara el Gobierno de Mariano Rajoy.

Conscientes de que la legislación sobre el aborto causa divisiones en CiU por un tema de conciencia, la dirección de Convergència dio libertad de voto a sus diputados mientras que la de Unió optó por la abstención. Todos los diputados de CDC optaron por sumarse a la moción del PSC, salvo Irene Rigau –que también es consellera– y Glòria Renom, que escogieron la abstención. Así las cosas, el Parlament rechazó con 88 votos a favor (CDC, ERC, PSC, ICV y CUP), 18 en contra (PP) y 23 abstenciones (Unió, Ciutadans y dos diputados de CDC) la revisión anunciada por el Gobierno porque comporta «un retroceso en la libertad de decidir de las mujeres sobre su propio cuerpo».

La diputada del PP Marixa Xandri y la diputada del PSC Marina Geli protagonizaron un espinoso cruce verbal. Geli aseguró que la reforma que ultima el Gobierno supone un retroceso «a los años del franquismo» y sentenció: «Las mujeres también queremos tener derecho a decidir».

Tras este comentario, Xandri ocupó la tribuna para dar la réplica a Geli. «Los no nacidos también tienen derecho a decidir. El problema es que ustedes se lo están negando», comenzó. La diputada intentó resumir la postura popular. «El PP siempre defenderá el derecho a la vida desde el momento de la concepción porque para nosotros es un ser humano con identidad propia, no es un anexo a la madre, y es digno de protección. ¿Me puede decir en qué momento un ser humano tiene derecho a vivir?», dijo.

Finalmente, Xandri trató de poner en apuros al PSC recordándole una reciente votación en el Congreso. «Ustedes votaron a favor de la defensa de los embriones de los cefalópodos y de los mamíferos. ¿Cómo pueden justificar su apoyo a los embriones de los cefalópodos y de los mamíferos? ¿Cómo pueden justificar su apoyo a los embriones de las sepias y los pulpos, de las vacas y de los caballos, y menospreciar los embriones humanos?», dijo.

La futura ley del aborto, no sólo genera debate en el Parlament, también en el PP, por eso, Rajoy ha aparcado la norma hasta tener una postura consensuada en el partido. El proyecto de ley contempla volver los supuestos despenalizados, similar a la de 1985. Se mantiene el supuesto de violación, el de riesgo físico o psicológico para la madre, pero desaparece el de malformación fetal.