Colapso en las urgencias de dos hospitales de Barcelona

En el hospital Moisès Broggi de Sant Joan Despí se han quedado pequeños hasta los pasillos. El colapso es tal que ya no caben ni más camas, ni más enfermos. Urgencias colapsadas, listas de espera desesperantes y recortes que terminan pagando los pacientes. Lo ha grabado un usuario del centro, hay camillas en cada rincón. Sin embargo, el hospital niega que haya colapso y habla de sobreocupación.

Así, el Hospital Moiss Broggi de Sant Joan Despí y el Hospital General de L'Hospitalet de Llobregat han asegurado que han registrado un aumento de los casos de urgencias atendidos durante los últimos días a causa de la epidemia de gripe, superando la media registrada durante todo el mes de febrero. Según ha informado mediante un comunicado el Consorcio Sanitario Integral (CSI), que gestiona ambos centros como un único hospital, el pasado lunes hubo 396 pacientes en urgencias y 383 el pasado domingo, superando los 330 casos de media de febrero, que ya fue un mes de mayor actividad que la habitual, informa Ep.

Hasta las 13 horas de este lunes, el Hospital Moiss Broggi de Sant Joan Despí había superado los 111 casos en urgencias, cuando la media es de entre 70 y 80, y tenía a 56 personas pendientes de ingreso.

Según asegura el Consorcio Sanitario Integral, los dos centros hospitalarios "funcionan a pleno rendimiento con todas las camas abiertas y con una ocupación total".

El CSI atribuye esta situación a la epidemia de gripe y ya en el mes de febrero reestructuró los servicios para dar respuesta al aumento de la demanda de pacientes.

Entre otras medidas, los hospitales Moiss Broggi y General de L'Hospitalet abrieron 54 nuevas camas, 44 de ellas en el centro de Sant Joan Despí, y reforzaron la hospitalización domiciliaria.

También reforzó el personal sanitario en el servicio de urgencias y reajustó la programación quirúrgica, con un incremento de las intervenciones sin ingreso para disponer del máximo número de camas para ingresos urgentes.