Colau amenaza con multas a bancos con pisos vacíos

El Ayuntamiento tramita 268 expedientes con sanciones de hasta 315.000 euros por no ceder o poner en el mercado los inmuebles

El Ayuntamiento ya ha impuesto cuatro sanciones hasta ahora
El Ayuntamiento ya ha impuesto cuatro sanciones hasta ahora

El Ayuntamiento tramita 268 expedientes con sanciones de hasta 315.000 euros por no ceder o poner en el mercado los inmuebles.

La Unidad contra la Exclusión Residencial (Ucero) del Ayuntamiento ha iniciado durante el primer año de funcionamiento un total de 268 expedientes a pisos vacíos propiedad de entidades bancarias. Si los bancos no se avienen a poner los pisos en el mercado, el consistorio amenaza de ponerlos multas millonarias. Paralelamente, el gobierno municipal está estudiando nuevas vías para incluir más pisos en la bolsa de alquiler social, como la conversión de locales comerciales vacíos en viviendas.

Hasta a hora, el consistorio ya ha impuesto cuatro sanciones de 315.000 cada una al banco Santander, el BBVA y la Sareb por tener pisos vacíos sin justificación a los distritos de Nou Barris y Sant Martí. El gobierno reconoce que el porcentaje de viviendas desocupadas que son propiedad de entidades financieras no es muy alto con relación al total pero argumenta que están concentrados en algunas zonas, como Nou Barris (23%) o iris (17%), y esto provoca problemas de convivencia. En cuanto al resto de pisos vacíos, las inspecciones se multiplicaron por cinco el año pasado y el Ejecutivo no descarta ampliar el programa a otros grandes propietarios, más allá de los bancos.

En 2016, el Ucero atendió 1.574 familias que estaban en riesgo de perder la vivienda, y en algunos casos, tuvo que intervenir en más de una ocasión. En total, hizo 2.303 intervenciones en procesos de desahucio, en la mayoría de las cuales se encontró una solución de alojamiento para los afectados. El Ayuntamiento, sin embargo, vuelve a pedir recibir la información antes para poder intervenir con antelación. Según el informe del primer año del Ucero, la mayoría de los procesos de desahucio afectan inquilinos y aumentan las familias con menores a cargo que se encuentran en esta situación.

Paralelamente a las intervenciones del Ucero, Josep Maria Montaner, el concejal de Vivienda, aseguró que se está trabajando para adoptar medidas antigentrificación (es decir, la fuga de vecinos de toda la vida de un barrio que no pueden asumir el aumento de los alquileres causado por la presión del turismo). En este sentido, Montaner avanzó una de las medidas, propuesta por la Asociación de Promotores de Cataluña: convertir locales comerciales sin uso en vivienda. Montaner apuntó que también se estudiará bajar oficinas que actualmente están en pisos, en plantas bajas.

Montaner insistió en que tras estas multas «no hay un afán recaudatorio», sino la voluntad de que «no se contravenga la ley». En este sentido, Montaner explicó que se ha condonado en un 80 % la multa ta al BBVA porque cedió el piso a la Generalitat.