Confirman 200 años de cárcel para un agresor sexual en Tarragona

La Razón
La RazónLa Razón

Un día después de que se confirmara la detención del conocido como «violador del cúter», Diego Nicolás Rodríguez Correa», el Tribunal Supremo (TS) confirmó una pena de casi 200 años de cárcel para un agresor sexual que atacaba a su víctimas en coches en descampados de la comarca del Tarragons entre 2012 y 2013, donde asaltaba a parejas armado con un cuchillo y cubierto con un pasamontañas.

En una sentencia, la Sala II del TS mantiene las condenas por siete asaltos que le había impuesto la Audiencia de Tarragona –que suman casi 200 años cárcel– y le absuelve por uno de ellos por el que había sido condenado a diez años de prisión, al considerar que no hay pruebas suficientes de su autoría.

En cualquier caso, el límite máximo de tiempo en prisión que cumplirá el acusado, Eddy Alejandro E. será de 20 años, según estableció la Audiencia.

Los hechos sucedieron entre febrero de 2012 y septiembre de 2013 y siempre en descampados de la comarca donde el acusado, como «modus operandi» habitual asaltaba de noche o de madrugada los coches de las parejas a punta de cuchillo y les pedía droga, móviles y todo el dinero que llevaran encima.

Con ánimo lascivo, habitualmente obligaba a las chicas a practicarle sexo oral o que ella se lo hiciese a su pareja mientras él se masturbaba bajo amenazas de violarla y de matar al chico.

El Supremo confirmó todos los hechos con excepción de uno sucedido el 4 de septiembre de 2013 junto a la playa de Torredembarra, al no ver pruebas suficientes de que el acusado fue autor de un robo y de tocamientos sufridos por una chica.

Por otra parte, la mujer de 32 años hallada muerta el sábado en un descampado en Tarragona era modelo de bellas artes, se movía por círculos artísticos y bohemios, y era vecina del municipio, informaron fuentes cercanas al caso.

La investigación de los Mossos d’Esquadra sigue su curso y todavía no se ha detenido a nadie vinculado con el caso. La mujer presentaba heridas de arma blanca y, cuando fue hallado el cadáver, estaba en un avanzado estado de descomposición, ya que llevaba abandonado entre diez y doce días. El cadáver fue encontrado en la zona de la Bodellera.