Cataluña

Corbacho abandona a Valls y pone en apuros a Colau

El ex socialista se queda con Ciudadanos que podría facilitarle un puesto en la Diputación de Barcelona

El ex socialista se queda con Ciudadanos que podría facilitarle un puesto en la Diputación de Barcelona

Publicidad

Celestino Corbacho pone en peligro la estrategia de Manuel Valls para asegurar una mayoría no independentista en el Ayuntamiento de Barcelona que tantas lágrimas le han costado a Ada Colau. El que fuera alcalde socialista de L’Hospitalet de Llobgregat y ministro socialista del Gobierno de Joseé Luis Rodríguez Zapatero ha decidido abandonar a Valls y quedarse en el grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona. Su elección pone en peligro la mayoría absoluta que Colau logró en su investidura con los 10 concejales de BComú, los ocho del PSC y los tres de Manuel Valls, Eva Parera y Corbacho. Sin el ex socialista, Colau esta suma se queda en 20.

Fuentes conocedoras de las negociaciones apuntarían que la decisión de Corbacho de romper con Valls podría estar empujada a obtener un puesto en la Diputación de Barcelona, organismo que presidió entre 2004 y 2008. Ciudadanos tendrá representación, mientras que Valls quedará fuera.

Carlos Carrizosa, ha explicado que esta mañana Ciudadanos ya ha registrado su grupo en el Ayuntamiento de Barcelona. La número dos, Mariluz Guilarte, será la presidenta, y el edil Paco Sierra, el portavoz. Aunque esta tarde habrá una reunión con Corbacho que podría alterar este resultado.

Corbacho se mantendrá, eso sí, como independiente.

Publicidad

En una entrevista esta mañana en RNE, Carrizosa, actual líder de Ciudadanos en Cataluña, ha defendido la ruptura con Valls. Argumenta que el ex primer ministro francés optó por la líder de los comunes, como alcaldesa “desoyendo” las “reticencias” de la Ejecutiva nacional.

Reiteró que Colau “siempre está a favor del independentismo” y que ella y el candidato de ERC, Ernest Maragall, son “lo mismo”, por lo que decidir entre uno u otro era como elegir entre “susto y muerte”.

Publicidad

Aunque para Carrizosa lo peor ha sido que Valls decidió apoyar a Colau sin comunicarlo previamente y “desoyendo” las “reticencias” que le expuso la portavoz nacional de Cs, Inés Arrimadas, en una reunión entre ambos.

“Es evidente que cuando no hay un respeto mutuo a la sensibilidad de cada una de las partes de la coalición es muy difícil tomar decisiones importantes”, ha lamentado, aunque ha precisado que la relación con Valls es “fluida, correcta y en lo personal muy cordial”, porque comparten “valores, principios y programa”.

Por eso se ha mostrado convencido de que coincidirán en muchos asuntos municipales, pero ha insistido en la necesidad de que Cs siga siendo la voz del constitucionalismo en el Ayuntamiento con un grupo propio, en el que aceptarían “encantados” a Celestino Corbacho, que al igual que Valls votó a favor de Colau, pero es independiente.

Ha asegurado que no le consta “en absoluto” que Valls quiera crear su propio partido ni tampoco que vaya a fichar por el PSOE, lo que ha señalado como algunos de los “muchos rumores” que hay en Cataluña por la lucha “sostenida” y “prácticamente en solitario” de Ciudadanos contra el “independentismo radical”.