Duran sitúa a ERC como adversario y no como aliado: «Nos tienen ganas»

Advierte que los republicanos no ayudarán a CiU a gobernar ayuntamientos

La Razón
La RazónLa Razón

De todos los aliados que Josep Antoni Duran Lleida ha tenido a lo largo de su historia, hay uno en el que jamás ha confiado: ERC. Los presuntos socios de CiU para garantizar la estabilidad parlamentaria en Cataluña nunca han convencido al líder de Unió. Duran está en alerta porque los republicanos se han apresurado a subrayar las contradicciones entre el proceso soberanista diseñado por la dirección de Unió y la estrategia acordada entre CDC y ERC. Ayer, el líder de UDC orilló este asunto pero entró en otro igual de importante, las alianzas municipales que deben plasmarse la próxima semana para formar los ayuntamientos de toda España.

«Mucha gente nuestra de la trinchera más difícil –la local– está intentando legítimamente configurar mayorías de gobierno. Y es en este contexto donde tengo toda la sensación de que ERC hará todo lo que pueda para no ayudar a CiU a tener alcaldías allí donde seamos la lista más votada, empezando por la ciudad de Barcelona y terminando por los pequeños municipios», afirmó Duran en su carta web semanal. Dicho esto, lanzó una advertencia con toda claridad a sus socios de CDC: «Nos tienen ganas».

En breve, podrá comprobarse si el líder de Unió está en lo cierto o si, por el contrario, el acuerdo que alcanzaron Artur Mas y Oriol Junqueras para priorizar el gobierno de las listas de CiU y ERC siempre que fueran los más votados ha quedado en papel mojado. Llegado este extremo, la fecha de las elecciones marcada por Mas –el 27 de septiembre– podría volar por los aires, ya que la confianza entre CiU y ERC se rompería.