El Ayuntamiento asegura que no habrá locales municipales el 1-O

Collboni aclara que el Govern tomó la decisión de hacer pública una lista de forma unilateral

Imagen de unas urnas en la sede de la Asamblea Nacional Catalana
Imagen de unas urnas en la sede de la Asamblea Nacional Catalana

¿Colabora o no el Ayuntamiento de Barcelona con el referéndum? La alcaldesa, Ada Colau, aseguró que su intención era «proteger a la institución y a sus servidores» y, por tanto, dejar al margen al Ayuntamiento de la organización de la votación.

¿Colabora o no colabora el Ayuntamiento de Barcelona con los preparativos del presunto referéndum del 1 de octubre? En un principio, la alcaldesa, Ada Colau, aseguró que su intención era «proteger a la institución y a sus servidores» y, por tanto, dejar al margen al Ayuntamiento de la organización de la votación. Pero las dudas se dispararon ayer después de que la Generalitat pusiera en marcha una web que donde los ciudadanos pueden consultar su punto de votación. Entre ellos figuraban espacios municipales como centros cívicos, pero el segundo teniente de alcalde, Jaume Collboni (PSC), garantizó ayer que no habrá tales y que esta aparición en la web se debe a una decisión «unilateral» de la Generalitat.

Collboni, en una entrevista en Betevé, explicó que el Ayuntamiento no ha recibido ninguna notificación oficial de ninguna administración y que él desconocía que la lista incluyera estos locales. Tas tener noticia de ello, consultó a los «máximos responsables técnicos del Ayuntamiento», que le aclararon que el consistorio no dispone de ninguna lista de locales.

Preguntado por qué haría si se abrieran centros municipales, dijo: «Yo no tengo que hacer nada. Lo que tenemos que trasmitir es la instrucción que ha dado el secretario a todos nuestros funcionarios públicos, y a partir de aquí esperamos que nadie haga nada que sitúe la institución fuera de lo que es el criterio que ha marcado el secretario». «Estamos donde estábamos: decimos que queremos, y es lo que haremos, proteger a la institución y a los trabajadores municipales, y lo haremos siguiendo los criterios del secretario municipal, insistió. Aseguró, además, que esta es una postura que comparten los dos socios del gobierno municipal: PSC y BComú, liderada por Colau.

Lo cierto es que todo el proceso refrendario está alterando la vida municipal. Tanto es así que la junta de portavoces del Ayuntamiento de Barcelona acordó ayer aplazar el pleno previsto para el próximo viernes 29 de septiembre hasta el viernes siguiente, 6 de octubre. Esta decisión de aplazar el pleno se tomó para que la convocatoria de referéndum del 1 de octubre convocada por el Gobierno Catalán y suspendido por el Tribunal Constitucional (TC) afecte lo menos posible al desarrollo del pleno. Los portavoces del PDeCAT, ERC, CUP y Bcn en Comú votaron a favor del aplazamiento, mientras que Ciudadanos y el PP votaron en contra y el PSC se abstuvo, aunque preferiría que la actividad institucional no se alterase.