El BBVA prevé un crecimiento del 2,9 % en 2016 y la creación de 215.000 empleos

La Razón
La RazónLa Razón

El BBVA Research, el servicio de estudios económicos del Grupo BBVA, prevé que la economía catalana crezca un 2,9 por ciento en 2016 y un 2,7 por ciento en 2017, y que en estos dos años se creen 215.000 nuevos puestos de trabajo, lo que situaría la tasa de desempleo por debajo del 13 por debajo al final del bienio. El crecimiento de Cataluña viene impulsado por el «mantenimiento de los vientos de cola», el dinamismo de la demanda interna y la buena marcha del sector exterior, si bien el BBVA advierte de la existencia de diversos riesgos que pueden dar lugar a una desaceleración en el segundo semestre de este año.

Los principales riesgos son los efectos a corto y largo plazo del «brexit»” (salida del Reino Unido de la UE) y las incertidumbres respecto a la política económica que se aplicará en los próximos años tanto en Cataluña como en España, pendiente aún de la conformación de un nuevo Gobierno. «La incertidumbre tiene un coste y Cataluña y España podrían estar creciendo unas décimas más si no fuera por esta incertidumbre política y económica», afirmó ayer el economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech, que señaló que en función de cómo evolucionen estos riegos el grupo podría revisar al alza sus previsiones.

El PIB de Cataluña creció un 3,3 por ciento en 2015, acumulando cuatro años consecutivos con una evolución más favorable que la del conjunto de España. En su último informe sobre Cataluña, BBVA Research estima que la expansión de la economía catalana continuará en los años siguientes. El escenario prevé que para el período 2016-2017 se creen 215.000 empleos, con una reducción neta de la tasa de paro de 4,6 puntos, situándola en el 12,8 por ciento a finales de 2017, aún seis puntos superior a la de antes de la crisis.