El Clínic incorpora un quirófano para operaciones de «alta complejidad»

Servirá para las intervenciones de neurocirugía y es pionero en España

El Hospital Clínic sigue apostando por la innovación tecnológica
El Hospital Clínic sigue apostando por la innovación tecnológica

El Hospital Clínic de Barcelona apuesta de nuevo por la innovación tecnológica con el quirófano integrado del servicio de Neurocirugía. Se trata de una instalación que incorpora los últimos avances de imagen intraoperatoria para llevar a cabo intervenciones de gran complejidad, y con la mínima invasión para el paciente.

De esta manera, el Clínic incorporó un quirófano pionero integrado en España para operaciones de neurocirugía de alta complejidad, que incluye navegación, escáner y resonancia magnética, y del que solo hay dos ejemplares en el resto de Europa y seis en todo el mundo.

Así lo hanunciaron ayer el conseller de Salud, Boi Ruiz; el director del hospital, Josep Maria Piqué; el presidente de Medtronic Ibérica, Javier Colás; la jefe del Instituto Clínic de Neurociencias, Josefina Castro, y el jefe del Servicio de Neurocirugía, Joaquim Enseñat.

Gran beneficio

Una de las grandezas de la tecnología, que beneficiará a 500 pacientes cada año, es que incorpora un sistema de neuronavegación que permite planificar con antelación la cirugía, crear imágenes tridimensionales del cerebro durante la operación y tener localizada la lesión. Además, está dotado con un aparato de resonancia magnética intraoperatoria para cirugías craneales, lo que permite saber si un tumor se ha extraído en su totalidad en el mismo momento de la intervención.

De esta manera, remarcó Colás, el cirujano puede saber si el procedimiento fue efectivo y en qué grado al finalizar la operación, y puede ahorrar futuras operaciones al paciente.

«No hay literatura sobre esta tecnología, alguien la tiene que escribir», destacó el conseller, que celebró que muchos neurocirujanos quieran acudir a Barcelona a formarse para aprender a usar este quirófano.

Esta nueva tecnología, que se inauguró ayer en el centro, se enmarca en un proyecto científico del hospital, por lo que supuso un coste cero para el centro, que sí que tuvo que costear la infraestructura necesaria para colocar la maquinaria.

El líder de Medtronic Ibérica destacó que su compañía «no es una ONG» y que cede este quirófano para dar alas a un proyecto científico de alta envergadura, precisamente con un hospital que tiene como referencia y con el que quiere seguir liderando trabajos. Otro de los elementos destacables del quirófano es que incorpora un sistema de escáner, denominado 0–arm, que proporciona imágenes intraoperatorias en tiempo real de la anatomía del paciente, tanto en dos como en tres dimensiones.

«Disponer de estas tecnología dentro del quirófano nos permite llevar a cabo cirugías mínimamente invasivas y optimizar tanto el tiempo de la intervención como su exactitud, lo que sin duda supone un gran beneficio para nuestros pacientes», remarcó Enseñat. El conseller celebró que esta incorporación «solo es posible en hospitales como el Clínic de Barcelona».