El independentismo celebra el 14-A con la República catalana enterrada

Tras la DUI del 27 de octubre, el separatismo, a excepción de la CUP, no ha mostrado mucha ambición en desplegar el Estado catalán tal y como ocurriera en 1931. Hoy, se esperan actos simbólicos para conmemorarlo

El presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent
El presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent

Tras la DUI del 27 de octubre, el separatismo, a excepción de la CUP, no ha mostrado mucha ambición en desplegar el Estado catalán tal y como ocurriera en 1931. Hoy, se esperan actos simbólicos para conmemorarlo.

Desde que arrancara el «procés», el independentismo no ha cejado en ningún momento de buscar referencias con la II República. La principal alusión ha sido emular la salida al balcón del Ayuntamiento de Barcelona de Lluís Companys para proclamar la república –en este caso hubiera sido desde la Generalitat, como así lo esperaban miles de manifestantes en la plaza Sant Jaume el 27 de octubre–, pero el goteo de referencias es mucho más amplio y también abarca algunas mucho menos ambiciosas –como cuando ERC, muy en esa línea, también recuerda ahora que Francesc Macià frenó y no desplegó el Estado catalán a cambio de un Estatuto de autonomía, una alusión para no ser acusados ahora desleales al electorado separatista–. Hoy, 14 de abril, el independentismo lo celebrará después de la DUI del 27 de octubre pero sin capacidad ni aspiración, por el momento, para desplegar la República.

A diferencia de los últimos años, en los que el independentismo anunciaba a bombo y platillo gestos simbólicos con las banderas en los ayuntamientos –como izar la bandera republicana–, aunque luego prácticamente nunca se llevaban a cabo tras ser advertidos de consecuencias judiciales por el Gobierno, este año proyecta mucha mayor contención por las circunstancias que rodean la política catalana y solo parece mantenerse en la misma línea la CUP. Los anticapitalistas, que gobiernan Sabadell, tienen previsto colgar hoy la bandera estelada y la republicana, tras ser aprobado en una moción en un pleno municipal. Más allá de esta «performance», la mayoría de consistorios, encabezados en buena medida por el PDeCat, ERC y el PSC, no tienen ninguna iniciativa anunciada, así que abrá que esperar al desarrollo de la jornada de hoy para comprobar hasta qué punto llegan las conmemoraciones, teniendo en cuenta el clima política.

ERC tiene previsto un acto para celebrar el 14-A, en el que pondrán el acento en los políticos presos. En su tradicional «Fiesta de la República» intervendrán los primeros espadas actuales de la formación (Pere Aragonès, Marta Vilalta, Joan Tardà o Alfred Bosch), y entre ellos, estará el presidente del Parlament, Roger Torrent. Torrent recibió ayer en la cámara catalana a la «Asociación en pro de la memoria de los inmolados por la libertad de Cataluña durante al franquismo» e hizo equiparaciones entre lo que sufrieron los republicanos represaliados por la dictadura y los actuales dirigentes independentistas encarcelados o «exiliados». Por ello, se erigió en defensor de la «libertad» frente a la «regresión democrática del Estado», que limita «sistemáticamente» los derechos. JxCat no tiene nada previsto hoy.