El nuevo Govern echa a andar con la vista puesta en revertir el 155

Todos los consellers acudieron ayer por primera vez a sus despachos. En todos los casos, proclamaron frases llenas de simbolismo separatista

El nuevo Govern de Quim Torra ha echado a andar. Los consellers ocuparon sus respectivos despachos y en la mayoría de casos, fueron agasajados a su llegada por los empleados públicos con lazos, aplausos o ramos de flores.

El nuevo Govern de Quim Torra echó a andar ayer a todos los efectos. Los consellers, dos días después de tomar posesión del cargo, ocuparon sus respectivos despachos –algunos de ellos ya tuvieron agenda el domingo–, y en la mayoría de casos, fueron agasajados a su llegada por los empleados públicos con lazos, aplausos o ramos de flores. A renglón seguido, se pusieron manos a la obra con el primer objetivo de revertir los meses de parálisis administrativa que ha acarreado la ausencia de gobierno catalán.

Más allá dela puesta de largo en sus departamentos, hoy acudirán algunos a Madrid a visitar a sus predecesores encarcelados para hacer el intercambio de carteras y mañana se estrenarán como miembros del ejecutivo en el Parlament, donde se celebrará un Pleno en el que el president deberá dar cuenta de la estructura del Govern.

Acción Exterior

El conseller de Exteriores, Ernest Maragall, deberá emplearse a fondo para recuperar la amplia estructura de exteriores que había impulsado la Generalitat antes de la intervención autonómica. Este área, precisamente, fue uno de los más afectados, ya que fue prácticamente desmontado aunque Maragall rechace reconocer que está «desmantelada» y advirtió ayer que la acción exterior se retomará con el restablecimiento de las delegaciones y su propósito es que la presencia de Cataluña en el mundo se «amplíe y fortalezca».

Trabajo

El Conseller de Trabajo, Chakir El Homrani, se topó ayer con los datos positivos del paro registrados en mayo, que cayó en Cataluña en 13.378 personas. Si bien, expresó su inconformismo por la «precariedad laboral» que, a su juicio, permanece y apeló al nuevo Gobierno del PSOE para que «cumpla su compromiso» y «dé marcha atrás» a la reforma laboral que impulsó el antiguo ejecutivo del PP.

Territorio

El conseller de Territorio, Damià Calvet, se comprometió ayer a «revertir los efectos del 155 y sacar adelante una agenda modernizadora del país con valores republicanos». Asimismo, reclamó al nuevo Gobierno capacidad de entendimiento y negociación al próximo Ministro de Infraestructuras para afrontar los retos catalanes. «Tenemos un conflicto permanente con Rodalies. Debemos evacuar los vehículos pesados de la N-240 y la N-340 para pasarlos a la autopista, y hay cuestiones de la gestión portuaria y aeroportuaria», afirmó el domingo.

Políticas Digitales

El conseller de Políticas Digitales, Jordi Puigdneró, agradeció el recibimiento que tuvo de los empleados públicos del departamento y encomió su persistencia ante la intervención autonómica. Esta cartera es inédita y Puigneró expresó su felicidad y afirmó que «es una muestra de que el Govern se toma muy seriamente» el impacto de las nuevas tecnologías en la sociedad.

Interior

El conseller de Interior, Miquel Buch, adquirirá gran protagonismo durante los primeros días. Ayer se reunió con todos los directores generales y los mandos operativos y se espera que decida en las próximas semanas sobre la continuidad o no de toda la cúpula de la policía y las demás unidades operativas que dependen de su departamento, como los Bomberos o Protección Civil. Una decisión que será mirada con lupa después de que los Mossos d'Esquadra hayan estado en el ojo del huracán durante el «procés» y eso haya conllevado la destitución del anterior Major, Josep Lluís Trapero, y su procesamiento por presunto delito de sedición.

Justicia

La consellera de Justicia, Esther Capella, fue la única que pudo reunirse con su predecesor en el cargo, Carles Mundó, y reclamó al Gobierno del PSOE el acercamiento inmediato de los presos.

Cultura

La consellera de Cultura, Laura Borràs, expresó ayer su felicidad y emoción por el cargo, aunque advirtió de que la gestión del departamento correrá a cargo de ella y su antecesor, Lluís Puig: «Haremos tándem».

Agricultura

La consellera de Agricultura, Teresa Jordà, fue recibida por una alfombra amarilla y agradeció a los empleados público que hayan aguantado con «firmeza» a lo largo de estos meses de intervención autonómica.