El PP catalán defiende la negociación bilateral por el déficit de la Generalitat

El portavoz del PP en el Parlament, Enric Millo, llamó al diálogo entre Gobierno y autonomías
El portavoz del PP en el Parlament, Enric Millo, llamó al diálogo entre Gobierno y autonomías

Aboga por alcanzar un consenso de financiación entre todas las autonomías

El debate sobre el déficit viene siendo un tira y afloja constante entre el Gobierno y las autonomías en los últimos años. Sin embargo, la polémica se ha recrudecido en las últimas semanas ante la posibilidad de que Cataluña (y alguna otra autonomía) obtengan unas décimas extras para salvar sus cuentas. Los propios barones del PP se han mostrado claramente en contra de esta posibilidad pese a las llamadas a la calma del presidente del Gobierno. Ayer, el portavoz del PP en el Parlament, Enric Millo, quiso apaciguar el debate y defendió la negociación bilateral entre el Gobierno y cada una de las autonomías, pero con un pacto final de financiación y déficit de consenso entre todas las comunidades que se oficialice en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera.

«Es del todo normal entender la negociación bilateral entre los gobiernos de España y de Cataluña para negociar una buena forma de financiación para el futuro y también el objetivo de déficit máximo autorizado, y es legítimo que el resto de líderes autonómicos hagan lo mismo», apuntó Millo en declaraciones a Efe. «Lo importante, la clave, es entender que el Gobierno español tendrá después que hacer un trabajo de negociación y consenso porque el acuerdo sobre el déficit debe ser multilateral en el Consejo de Política Fiscal y Financiera», añadió el portavoz

Comunidad Valenciana

De hecho, el presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, también pidió «comprensión» por el estado de las finanzas de su comunidad. A su juicio, si Cantabria y Extremadura (dos de las autonomías más beligerantes con la posibilidad del déficit asimétrico) tuvieran la misma financiación per cápita que la Generalitat valenciana, habrían acabado con un déficit de 4,9 y 4,3 por ciento, respectivamente.

Así las cosas, desde el PP catalán consideran «legítimo» que todos los gobiernos autonómicos hagan lo posible para «defender los intereses de sus territorios», del mismo modo que el PP de Cataluña defiende «lo que considera mejor para los catalanes». Por ello, Millo llamó al «diálogo» por parte todos, Gobierno y autonomías, y en este sentido denunció la actitud «cerrada» que mantiene CiU, en su opinión, sobre todo por la «presión» de su socio parlamentario ERC.