Europa

El primer videoclub que abrió en España, en peligro de cierre por el alquiler

El primer videoclub que abrió en España, Video Instan, situado en el distrito del Eixample barcelonés, podría cerrar a finales de este año al aumentarles la propiedad del local el alquiler en un 50 por ciento, ha explicado hoy a Efe la propietaria del negocio, Aurora Depares.

Depares ha señalado que el día 31 de diciembre acaba el contrato de alquiler de la tienda, situada en la calle Enrique Granados y donde lleva 34 años, y ha indicado que es muy complicado que puedan asumir un incremento del 50 por ciento que les propone la propiedad porque ya están pagando "una renta que no es antigua, sino actualizada".

Al frente de un negocio al que acuden reputados cinéfilos como el director de cine Juan Antonio Bayona, la responsable del negocio ha indicado que se ha iniciado una recogida de firmas de apoyo, y que ahora cuentan con unas 2.200, aunque el objetivo final es alcanzar las 5.000.

Ante su actual situación, los artífices del videoclub han pedido al Ayuntamiento que declare "emblemática"la tienda para así poderse acoger a las ayudas que ofrece el consistorio, puesto que esta problemática se ha repetido en otros conocidos comercios de la ciudad.

Además de Bayona, también han mostrado su apoyo a este negocio, con un fondo de películas único en Europa, el director del Festival de Sitges, Ángel Sala, o la actriz Pilar Bardem.

Depares ha considerado que sería malo tener que abandonar el local "por el coste económico elevado"que supondría.

La tienda Video Instan fue fundada por Genaro Depares hace más de tres décadas, en un momento en el que el vídeo empezaba a estar presente en los hogares españoles.