El PSC desinfla las primarias y prepara un pacto entre Batet y Martí

La candidata favorita de la dirección socialista dice que «hay muchas posibilidades de acuerdo» con su contrincante

Iceta y Batet, a las puertas de la sede del PSOE, antes de la última reunión de su comité federal
Iceta y Batet, a las puertas de la sede del PSOE, antes de la última reunión de su comité federal

Meritxell Batet decía el pasado viernes que era partidaria de «ir al grano» y centrarse en preparar la campaña del PSC de cara a las elecciones generales. Su deseo era el de esquivar unas primarias para evitar un derroche innecesario de energías, mientras que su rival, Carles Martí, también se ofreció a llegar a un acuerdo para renovar la candidatura de los socialistas catalanes al Congreso. Pues bien, después de varias conversaciones entre ambos todo apunta a que no serán necesarias unas primarias que, en realidad, nadie desea. «Hay muchas posibilidades de llegar a un acuerdo», confirmó ayer Batet a TVE.

El gran caballo de batalla del ex senador Carles Martí era forzar el relevo de Carme Chacón, quien ya dio un paso al lado. Pero Martí también desea otros cambios para sustituir a dos hombres de la estrecha de confianza de Chacón (José Zaragoza y Germán Rodríguez). Pero en este punto la influencia de Martí es mínima, particularmente en el caso de Zaragoza, que cuenta con el aval de la federación del PSC del Baix Llobregat.

En todo caso, Batet lanzó un mensaje conciliador a su presunto adversario. «Los dos compartimos un proyecto de país, las políticas esenciales que llevamos en nuestro programa. Hay muchas posibilidades de que nos podamos poner de acuerdo, pero si no, las primarias es un buen ejercicio de democracia interna para un partido», dijo.

El plazo para recoger los avales necesarios para convertirse en candidato a las primarias finaliza este viernes y se requieren o bien el apoyo de 82 consejeros nacionales del PSC, o bien el de 869 militantes (un 5 por ciento de los 17.363 que tiene el partido).

Así las cosas, el desenlace de las primarias del PSC se conocerá en breve. Martí no tiene una posición sencilla, ya que ni cuenta con el apoyo de la dirección del partido ni tiene un gran predicamento sobre las bases socialistas. En consecuencia, sería un éxito rotundo para él lograr un lugar de salida en las listas. Cabe recordar en este punto que el PSC logró el pasado 20 de diciembre un total de ocho diputados en Cataluña, cinco de ellos en la circunscripción de Barcelona. Al optar los socialistas por listas tipo cremallera (alternan mujer y hombre), la conclusión es que, si los resultados electorales no varían, habrá dos puestos de salida para diputados del PSC en Barcelona (y uno de ellos será para Zaragoza).

El interrogante, por tanto, es si Martí podría descabalgar a Germán Rodríguez teniendo en cuenta que hay otros aspirantes bien situados como Maurici Lucena. Las conversaciones apuran su recta final y en breve se conocerán los resultados.