El Vall d’Hebron atiende a 200 niños con síndrome de alcoholismo fetal

Cada año nacen 119.000 niños con SAF

Nacen 119.000 niños con SAF al año
Nacen 119.000 niños con SAF al año

Una de cada diez mujeres bebe alcohol durante el embarazo y el 40 por ciento ha tomado alguna copa en algún momento durante los nueve meses de gestación, «por desconocimiento».

Una de cada diez mujeres bebe alcohol durante el embarazo y el 40 por ciento ha tomado alguna copa en algún momento durante los nueve meses de gestación, «por desconocimiento», precisa el jefe de Psiquiatría del Vall d’Hebron, Josep Antoni Ramos, uno de los doctores que este fin de semana participan en la I Jornada sobre el Síndrome de Alcoholismo Fetal (SAF). Porque de saber que el consumo de alcohol tiene consecuencias en el desarrollo del bebé no beberían ni una cerveza. Por ello, pidió que las botellas de alcohol avisen de las consecuencias que tiene beber durante el embarazo. Cada año nacen 119.000 niños con SAF.

Desde 2013, el hospital Vall d’Hebron atiende a 200 niños y adolescentes con síndrome de alcoholismo fetal (SAF) a través de un equipo multidisciplinar. El 90% son menores adoptados de orfanatos de países del Este y un 10% españoles. Según la dosis consumida los niños tienen características físicas –ojos y labios más estrechos, pliegues en las manos, retraso en el crecimiento, peso y perímetro de la cabeza– o alteraciones en el sistema nervioso, alteraciones neuropsicológicas en el comportamiento, así como retraso en el aprendizaje.

Lo sabe bien Conxita Coca de la asociación de familias afectadas por el SAF. Adoptó a su hija, que ahora tiene 14 años, con 22 meses. «Era una niña muy bonita, rubia con ojos azules y sin ningún síntoma extraño, pero al llegar a Cataluña vimos que no hablaba y se le doblaban las piernas. Hace dos años que le diagnosticaron SAF, tras un maratón de hospitales.