Golpe al tráfico de metanfetaminas con 28 detenidos

Los arrestados son nigerianos y en la operación participaron 150 agentes de los Mossos y la Urbana

además de la metanfetamina, se intervinieron dosis de cocaína, armas de fuego y balanzas de precisión
además de la metanfetamina, se intervinieron dosis de cocaína, armas de fuego y balanzas de precisión

Una macrooperación entre los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana culminó con la detención de 28 personas, que formaban parte de un grupo especializado en el tráfico de metanfetaminas. Se intervinieron en total ocho kilos de esta sustancia, que iba dirigida, en su mayor parte, hacia Filipinas.

Según explicaron ambos cuerpos policiales, el grupo criminal actuaba a nivel estatal e internacional. La operación se desarrolló en diversas etapas. Fuentes policiales señalaron que la investigación se inició a finales de 2014, y concluyó ayer. La droga decomisada tiene un valor de unos dos millones de euros en el mercado.

La desarticulación de la cúpula de traficantes, de nacionalidad nigeriana y que transportaban la droga desde su país hasta Cataluña,concluyó ayer por la mañana en una operación en la que participaron unos 150 agentes de ambos cuerpos policiales.

Concretamente, en la operación de ayer, en la que fueron detenidas doce personas, se llevaron a cabo diez entradas simultáneas en locales y domicilios, seis en el distrito barcelonés de Ciutat Vella, tres en el distrito de Sants-Montjuïc y una en la localidad de Ripollet.

Además de la metanfetamina, se intervinieron varias dosis de cocaína, armas de fuego simuladas, catanas, balanzas de precisión y 500 cigarrillos vacíos preparados para introducir la droga y suministrarla en este formato. El 12 de enero, en el marco de la misma investigación, los agentes detuvieron a nueve personas por pertenecer a este grupo criminal, como presuntos autores de delitos contra la salud pública, y se realizaron cuatro entradas en domicilios de Barcelona y Barberà del Vallès, y en un local de Montcada i Reixac.

En Barberà del Vallès se detuvo al máximo responsable del grupo cuando se dirigía en taxi al aeropuerto para coger un vuelo a Nigeria, donde obtenía la droga que luego llegaba a Cataluña. Desde los Mossos se ha destacado que la investigación se remonta a finales del año 2014, cuando se recibieron varias quejas vecinales e informaciones relativas a la venta en la calle de metanfetamina líquida. La investigación se desarrolló en dos fases. En la primera se montaron dispositivos de vigilancia que culminaron con el decomiso de sustancias estupefacientes. La segunda fase consiguió identificar plenamente el funcionamiento del grupo y sus labores.