Interior está «dispuesto» a sustituir las pelotas de goma por otros métodos

Espadaler advierte de que el cambio aún no tiene fecha y que será gradual

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

BARCELONA- En una semana llena de debates sobre algunas polémicas actuaciones de los Mossos d'Esquadra, el conseller del Interior, Ramon Espadaler, anunció ayer que el ejecutivo catalán está dispuesto a retirar las pelotas de goma, aunque éstas serán sustituidas por otro tipo de herramientas «robustas», que aún no están decididas, para poder ser usadas ante situaciones de extrema violencia.

«No estamos ante una moratoria, ni una retirada inmediata de las pelotas de goma y tampoco ante un debilitamiento de la capacidad operativa de la Brigada Móvil, estamos abriendo la puerta a permitir esta retirada, pero serán sustituidas por otras herramientas robustas», afirmó Espadaler en el Parlament.

Los grupos parlamentarios presentaron sus conclusiones del trabajo de esta comisión creada con el fin de analizar la conveniencia de usar pelotas de goma y otro material de los antidisturbios, tras la polémica suscitada por los casos de heridos a causa de pelotas de goma, la última de las cuales fue Ester Quintana, la mujer que asegura perdió un ojo por una pelota de goma en la última huelga general.

«Hemos entendido el mensaje que se ha querido dar de retirar progresivamente un instrumento que se ha demostrado que tiene elevadas ineficiencias y genera daños que nunca se han querido provocar por el cuerpo de la Policía», afirmó el conseller.

Señaló que la intención del Govern, en línea de las conclusiones del grupo de CiU, es sustituir las pelotas de goma, pero advirtió de que será un proceso progresivo. «No estamos ante el final inmediato de las pelotas de goma, porque no se puede hacer de hoy para mañana, pero sí que estamos en el inicio del final de la vida de estas pelotas de goma a manos de la Brigada Móvil», afirmó.

En este sentido, los agentes de antidisturbios de los Mossos podrán continuar usando las pelotas de goma hasta que no se haya acordado una herramienta sustitutiva.El titular de Interior no quiso fijar plazos de sustitución de este material conflictivo, ni tampoco señaló alternativas concretas, porque estos puntos, según dijo, se deberán concertar con los grupos parlamentarios. «La unidad de la Brigada Móvil trabaja en alternativas y hay algunas que están maduras y que en su momento ya pondremos sobre la mesa, pero ahora sería precipitado», afirmó el conseller tras la comisión.