Actualidad

La CUP se presenta por primera vez a las elecciones generales

El partido anticapitalista da este paso por la “excepcionalidad” del momento y agita el espacio independentista

El partido anticapitalista da este paso por la “excepcionalidad” del momento y agita el espacio independentista

Publicidad

La CUP ha decidido por primera vez presentarse a las elecciones generales del 10 de noviembre. Tras un Consejo Político celebrado esta mañana en la sede del partido, el partido anticapitalista ha dado este paso que agita aún más el tablero político.

La portavoz de los cuperos, Mireia Vehí, ha argumentado que han tomado esta decisión ante la situación de “excepcionalidad” con cada vez “más presos y más personas represaliadas”. En este sentido, ha recalcado que la decisión “no ha sido fácil porque la militancia es muy plural” pero finalmente se ha acabado imponiendo como vía para “aprovechar todos los espacios para hacer política”.

Publicidad

Entre los objetivos que ha detallado, estará trabajar por “el derecho a la autodeterminación, la amnistía y la conquista de derechos”, también “impugnar la monarquía o el Ibex” y ha alertado de que no permitirán la gobernabilidad hasta que no se reconozca el derecho de autodeterminación. “En tiempos de represión y de feminicidios, la CUP decide dar un paso adelante por responsabilidad”, ha dicho.

Publicidad

“No queremos hablar en términos de bloquear o no, hemos venido a hacer política. Nuestro marco político de actuación es la autodeterminación, la amnistía y la conquista de derechos. A partir de ahí tomaremos las decisiones correspondientes en cada momento”, ha precisado Vehí, en alusión al rumbo que tomará el partido en Madrid. El próximo 5 de octubre, la CUP acabará de concretar el programa político y la lista electoral.

En todo caso, los cuperos están alejados de cualquier tentación de lista unitaria, promovido con fuerza por JxCat, porque “no están en política para un juego de sillas” y han avisado que se presentarán con sus siglas. Lo cierto es que el paso delante de la CUP agita el espacio independentista y amenaza también al partido de Ada Colau. En las últimas elecciones generales del 28 de abril, ERC venció con 15 escaños y los “comunes” obtuvieron ocho. JxCat resistió en siete diputados.