El fiscal denuncia ante el TSJ la fecha y la pregunta del referéndum

Incluye el acto independentista donde Guardiola acusó de «autoritario» al Estado español.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante la reunión semanal del gobierno catalán.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante la reunión semanal del gobierno catalán.

Incluye el acto independentista donde Guardiola acusó de «autoritario» al Estado español.

La querella contra la consejera de Gobernación de la Generalitat, Meritxell Borràs, y el secretario general, Francesc Esteve, por la licitación para la compra de las urnas que se utilizarían en la celebración del referédum unilateral de independencia, suma dos nuevos y relevantes aspectos: la fecha anunciada para ese acto, el próximo 1 de octubre, y la pregunta elegida, así como el acto que se celebró el pasado domingo en el que, además de Borrás y el resto del Gobierno catalán, tuvo una destacada intervención el actual entrenador del Manchester City y ex jugador de la selección española Josep Guardiola.

Estos nuevos datos fueron aportados ayer por la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña a la documentación inicial de la querella contra Borrás y Esteve, al considerar que ambos extremos vienen a reforzar la tesis de que el inicio de la compra de las urnas «no tiene otra finalidad que la de utilizarlas en la realización del aludido referéndum para la secesión» de Cataluña.

Así, en cuanto al anuncio de la fecha y de la pregunta que, hipotéticamente, se someterá a consulta –«¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república?»–, la Fiscalía destaca que más allá de que dicho anuncio no haya venido acompañado de ninguna resolución que pueda ser valorada en términos jurídicos –no ha sido publicado en el Boletín Oficial de Cataluña–, «es indudable que resulta un dato de enorme trascendencia en orden a ponderar el empleo ilícito del material a suministrar», es decir, las urnas, cuya licitación ya fue aprobada por la Generalitat.

De hecho, ya hay dos empresas que han presentado sus ofertas para hacerse con ese pedido, empresas que, advierte la Fiscalía, «podrían, con su intervención, facilitar los fines pretendidos pro los querellados y participar, como destinatarios finales de los fondos públicos, en la realización de un gasto ilícito».

«Pronta resolución»

Pero, junto con el anuncio por parte del presidente catalán, Carles Puigdemont, del 1 de octubre como fecha para celebrar ese referéndum, el Ministerio Público destaca igualmente el citado acto que se celebró el pasado domingo en Barcelona, convocado por la Asamblea Nacional Catalana y la Asociación de Municipios pro la independencia. En este acto, tanto Borrás como el resto de intervinientes –entre otros, Guardiola– «reafirmaron la decisión adoptada» dos días antes, es decir, la de poner fecha y pregunta a ese referéndum unilateral. El Ministerio Público, además de solicitar esta ampliación y de que valore los nuevo datos aportados a la querella, pide al tribunal una pronta resolución por parte del TSJC «a la vista del curso de los acontecimientos».

La Fiscalía se querelló el pasado 18 de mayo contra Borràs y contra su número dos, Francesc Esteve, por los delitos de prevaricación, desobediencia y malversación tras poner en marcha «los trámites para llevar a cabo la convocatoria de un referéndum vinculante secesionista contrario a los expresos mandatos del Tribunal Constitucional».