La Generalitat desafía al Gobierno de nuevo y promocionará 455 mossos

La convocatoria será este julio, pese a a que Hacienda limitó la convocatoria a 50 agentes

La convocatoria será este julio, pese a a que Hacienda limitó la convocatoria a 50 agentes.

Tras quedar fijada la fecha de la reunión para la Junta de Seguridad, que será el lunes, parecía que las relaciones entre la conselleria de Interior y el Gobierno se habían suavizado, pero parece ser que no es del todo así. ¿El motivo? El conseller Jordi Jané insistió ayer en que respetan lo que dice el Ministerio de Hacienda, cuya propuesta es promocionar 50 agentes. El departamento creó una oferta para 455, incluso cinco más de lo previsto.

Y no únicamente eso, sino que Jané insistió en la promoción de 1.000 mossos más para los dos próximos años. En teoría, según el departamento, se están estudiando los mecanismos jurídicos para que no se impugne la resolución.

Asegurar la convocatoria

Respecto a la promoción de 505 nuevos agentes, la vicepresidenta y portavoz del Govern, Neus Munté, señaló que «de esta manera, se salva la problemática jurídica planteada por el requerimiento del Gobierno, y se asegura la convocatoria de unas plazas que son del todo necesarias para Cataluña».

Sobre el límite de 50 agentes que dice el Gobierno, Munte avanzó que el ejecutivo catalán aprobó una oferta pública de 455 plazas. Así, se intenta evitar la problemática jurídica planteada por el Gobierno, que hubiera podido parar la oferta. Según el Govern, Cataluña necesita unos 1.500 mossos más, 18.200 en total.

Siguiendo con lo de que es «urgente» e «inaplazable» aumentar la plantilla de la Policía Autonómica, Jané confirmó esta promoción para los próximos días. Interior acató las órdenes de Hacienda, pero a su vez aprobó la nueva oferta pública de promoción, hasta llegar a los 505.

La oferta pública de abril se realizó de acuerdo con el cálculo de la tasa de reposición, que es el indicador que fija el número de plazas que pueden ser objeto de oferta pública de ocupación. Según la Generalitat, la aprobación de los presupuestos estatales de 2017, que permiten una mayor flexibilidad en las citadas tasas.

Jané remarcó recientemente que estas incorporaciones se tratan de «una necesidad», tanto al ser una demanda de los municipios como por el grado de alerta terrorista en el que se encuentra Cataluña, con un nivel de 4 sobre 5, al igual que otros países europeos. El motivo para estas promociones parece que está claro para el conseller.

«Estos nuevos agentes nos hacen falta para la seguridad del país, no es un tema opinable», afirmó Jané, en referencia a la alerta por el terrorismo yihadista y al hecho de que los agentes necesitan una formación «muy especializada» antes de salir a la calle «armados y uniformados».

Asimismo, el conseller recordó que el año pasado el gobierno catalán tenía que convocar 400 nuevos agentes de mossos pero no pudo porque el Parlament no aprobó los presupuestos que así lo contemplaba.