La gripe afecta al doble de pacientes que el 2017 y colapsa urgencias

Ya es una epidemia en Cataluña, hay 27 casos graves en los hospitales y el personal sanitario denuncia falta de medios

El doble de casos que en 2017, 27 casos graves, urgencias colapsadas y un ir y venir de ambulancias en los hospitales, algunas, incluso, «han tenido que utilizarse como boxes, ante la falta de espacio en los hospitales», cuenta el acompañante de un paciente del Parc Taulí de Sabadell.

El doble de casos que en 2017, 27 casos graves, urgencias colapsadas y un ir y venir de ambulancias en los hospitales, algunas, incluso, «han tenido que utilizarse como boxes, ante la falta de espacio en los hospitales», cuenta el acompañante de un paciente del Parc Taulí de Sabadell. La gripe se ha convertido ya en una epidemia en Cataluña. Ha causado el doble de enfermos que hace un año: 248,5 casos por cada 100.000 habitantes. Hace un año, la cifra era de 111 registrados, según el Departament de Salut de la Generalitat. Con estos datos, la conselleria considera que lel virus ya ha entrado en fase epidémica, cuyo umbral se había fijado este año en 109,4 casos por cada 100.000 personas.

La culpa de este caos, según el epidemiólogo del Hospital Clínic, Antoni Trilla, en declaraciones a Catalunya Ràdio, ha sido la mutación que ha sufrido el virus. La vacuna solo es efectiva en el 25 por ciento de los casos porque la cepa de este año es más virulenta y agresiva, especialmente en pacientes frágiles. Como resultado, los hospitales catalanes cuentan ya con 27 hospitalizaciones graves por gripe.

Los más afectados son los niños de entre 0 y 4 años, con 905,6 casos por cada 100.000 habitantes, y los de entre 5 y 14 años (417,7 casos por cada 100.000 habitantes), mientras en los adultos la tasa se mantiene estable, según los datos de Salud. En total, la última semana del pasado 2017 se atendieron un total de 85.982 urgencias, entre los hospitales y los centros de atención primaria de toda Cataluña. Por lo que se refiere a los centros de urgencias de atención primaria (CUAP) se registraron entre el 25 y el 31 de diciembre un total de 38.758 visitas, un 62,6 % más que la semana anterior, de las que 31.286 correspondieron a adultos y 7.470 a pacientes pediátricos. Esta elevada cantidad de visitas ha comportado horas de espera para los enfermos, que en algunos casos, como en el CUAP de Cotxeres Borbó, de Barcelona, llegaron a las seis horas el pasado día 30 de diciembre, según pudo constatar Efe.

Fuentes de los hospitales Vall d’Hebron, del Mar, Sant Pau y Clínic, de Barcelona; Germans Trias (Badalona); Bellvitge (L’Hospitalet); Parc Taulí (Sabadell), Joan XXIII (Tarragona) y Hospital Universitari Arnau de Vilanova (Lleida) informaron ayer a Efe de que en las dos últimas semanas se ha producido un aumento «considerable» de la afluencia de pacientes y que la situación es de «saturación». El Parc Taulí, por ejemplo, ha superado las 500 visitas diarias varios días de estas fiestas navideñas, cuando la media diaria en 2016 fue de 383 pacientes. Este centro, que debió atender a pacientes que llegaron en más de 40 ambulancias en seis horas, ha abierto 26 camas adicionales, mientras que en el Hospital de Terrassa se han añadido 14 nuevas camas, que se suman a las diez de refuerzo de corta estancia de urgencias, según datos el Instituto Catalán de la Salud (ICS).

El Hospital Germans Trias i Pujol-Can Ruti ha recibido cerca de 600 visitas al día en varias jornadas de estas vacaciones, prácticamente el doble de pacientes que la media del año, que son 300 personas, y ha contratado personal extra de refuerzo. La última semana también aumentó a causa de la gripe en el Hospital Universitari Arnau de Vilanova, que sufrió un incremento de 40 visitas de media al día.